martes, 1 de julio de 2014

Importancia de contacto piel con piel tras el nacimiento. Qué no os separen, qué os dejen juntos!

Importància de contacte pell amb pell després del naixement. Que no os separin, que os deixin junts!
Dedicada a Ruth y a Maite, y al bebe que están esperando
Contacto piel con piel tras el nacimiento: Fotografia mujer.es


Hace una año nacía este blog con una entrada sobre la mejor forma de traer un hijo al mundo, el parto respetado y humanizado. Como ya avancé entonces, este año voy a celebrar el primer aniversario con una entrada sobre la importancia del contacto piel con piel del recién nacido tras el nacimiento y durante las primeras horas y días de vida. 

En el mes de abril leía una entrevista en La Contra de La Vanguardia a  Nils Bergman, un médico, neonatólogo y experto en neurociencia perinatal sududafricano titulada "Los mil primeros minutos de vida determinan la existencia"(1). En ella se habla de hasta que punto, el contacto piel con piel del recién nacido con su madre o padre modifica la forma en que nuestro cerebro funcionará en el futuro. Veamos como funciona este mecanismo y que beneficios tiene el contacto piel con piel.


Del bienestar intrauterino a la alternacia de bienestar/malestar tras el parto

El bebe recién nacido lleva 9 meses metido en el vientre de su madre, aislado del mundo, como en una burbuja, con todas sus necesidades cubiertas continuamente. Todavía no posee una mente desarrollada como la nuestra, ni un lenguaje que le permita pensar con palabras y dar significado a las cosas que suceden a su alrededor, no funciona la parte intelectual de la corteza ni todos los órganos de los sentidos por completo. Las reacciones del recién nacido están controladas por un cerebro más primitivo desde el punto de vista evolutivo, que responde a estímulos internos y externos que producen bienestar o malestar, seguridad o inseguridad

Para el bebe en el vientre materno, antes de nacer prácticamente todo es bienestar, no tiene hambre, no tiene frío, no tiene estímulos intensos que le produzcan desagrado como luces o ruidos, vive flotando en el liquido amniótico que le amortigua de todo. Sus sentidos (el oído especialmente pues el resto no los ha usado) se han desarrollado dentro de su madre, la voz de su madre le resulta familiar, tranquilizadora, es su medio conocido y el latido de su corazón le tranquiliza, incluso la voz de su padre o un latido de otra persona también tiene un efecto similar al serle familiar. 

Al nacer, el bebe de repente queda expuesto a una serie de estímulos desconocidos intensos, no amortiguados por el liquido amniótico y que le incomodan, que no entiende (en realidad no puede entender pues no dispone de una mente pensante como la del adulto, pero al ser desconocidos pueden incomodarle o no). De estar siempre en estado de bienestar, pasa a sentir frío, a tener hambre a oír ruidos no amortiguados por el agua, a defecarse encima en un pañal, a que le agarren, le muevan de un lado a otro y sobre todo, lo más difícil, a no sentir a su madre envolviéndole con su voz y su cuerpo. Todo esto produce una nueva emoción, el malestar. Bienestar y malestar o seguridad e inseguridad, así de básicas, son las primeras emociones de bebé que más adelante cuando vaya desarrollando su mente y lenguaje irán diferenciándose en alergia, amor, felicidad, miedo, tristeza o enfado a medida que vayamos aportando significado a las cosas que pasan. Esta sensación o emoción de malestar, cada vez que se sienta producirá la respuesta del llanto, para intentar recuperar su equilibrio de bienestar en el que lleva 9 meses metido. Si la respuesta es atendida, recuperará su equilibrio, si no lo es generará estrés, que si es mantenido acabará teniendo consecuencias fisiológicas, emocionales y comportamentales en el bebé y futuro adulto.


http://www.elpartoesnuestro.es/sites/default/files/public/blog/20130730ConchaAlba/piel_con_piel_2.png
Fotografía: elpartoesnuestro.es

El recién nacido no es un ser inmaduro, sino que está en equilibrio con su madre

Una idea básica de esta entrada, es cambiar el concepto de bebe como animal inmaduro, desvalido, desadaptado, que vive en una medio hostil donde no puede valerse por sí mismo ni para comer, ni para lavarse, ni para cuidarse, difícil de entender, caprichoso y que precisa de cuidados continuos de sus padres. La idea más moderna y ecológica es ver al recién nacido como ser vivo completamente maduro adaptado a su hábitat natural.  Y el hábitat natural del bebé es estar en contacto íntimo con su madre. Desde la visión ecológica de la neonatología, consideran la lactancia materna como el nicho o comportamiento preprogramado por la biología para este estadio evolutivo del bebé (2), y en general de todos los mamíferos, solo hay que observar que hace una perra con sus crías recién nacidas cuando lloran, o como reaccionan las crías a la ausencia de la madre para darse cuenta de lo que es natural. El recién nacido solo necesita estar en su medio natural para cubrir sus únicas necesidades básicas de los primeras semanas y meses de vida:
  1.  Calor: mediante la ropa y el contacto con la piel de su madre que ayuda a regular su temperatura
  2. Alimento: mediante la lactancia materna exclusiva 
  3. Protección: que se siente mediante el tacto, el olor de su madre, la escucha del latido cardíaco, de la voz de su madre, de su padre, de sentir lo conocido... 
El contacto piel con piel y lactancia materna es lo único que necesita el recién nacido. Así de sencillo. Solo la lactancia materna ejerce esta triple función por si sola: alimentaria, termorreguladora y protectora.

=>

Dos médicos Colombianos (Rey y Martinez 1983)(3)(4) fueron los primeros en bautizar esta forma de proceder como el Método Madre Canguro (MMC), en alusión al contacto que tiene las crías de canguro con sus madres estando los primeros meses de vida en continuo contacto con ella. El Dr. Nils Bergman viaja por todo el mundo promoviendo este tipo de crianza mediante charlas y a través de su web www.kangaroomothercare.com. La no separación implica:
  • Contacto piel con piel desde los primeros minutos después del nacimiento
  • Evitar el corte prematuro del cordón umbilical
  • Favorecer el inicio de la lactancia desde el nacimiento del bebe y 
  • Favorecer el contacto repetido y frecuente de la piel del bebe con la de la madre y/o el padre. 
La OMS reconoce al método madre canguro como el método ideal para el cuidado de los recién nacidos humanos, siempre que la salud de estos lo permitan (3).

http://www.healthynewbornnetwork.org/blog/connecting-across-borders-improve-kangaroo-mother-care
Madres practicando el Método Madre Canguro 
Fotografia healthynewbornnetwork.org /savethechildren



Beneficios del contacto piel con piel y perjuicios del estrés de la separación

Hoy día se sabe que la existencia de contacto piel con piel entre la madre y el bebé  en las primeras dos horas de vida, tiene los siguientes beneficios (2)(3):
  1. Favorece la regulación de la temperatura del bebé. En las primeras horas fuera del útero materno el bebe no tiene ajustados los mecanismos de regulación de su temperatura corporal, y el contacto con su madre es beneficioso hasta que él mismo puede hacerlo por sus propios medios.
  2. Favorece el vinculo emocional madre-hijo ya que el recién nacido ejerce una estimulación sobre la madre que induce el comportamiento maternal y de protección. Además reduce los problemas emocionales ligados al parto prematuro (estrés postraumático).
  3. Aumenta el éxito de la lactancia materna, mejorando la nutrición "por el respeto de la capacidad de la madre de dar de mamar y de la capacidad de nutrirse del recién nacido".
  4. Favorece la colonización por la flora bacteriana materna en vez de la hospitalaria (cada vez sabemos más cosas sobre el beneficio de colonizarse por bacterias comunitarias de la madre en vez de hospitalarias. Más información en la entrada "Somos Bacterias")
  5. Mejora la respuesta inmunitaria del bebé, notándose la diferencia incluso hasta los 6 meses de edad (Sloan et al, 1994) en parte por los nutrientes de la leche materna, en parte debido a la colonización de bacterias beneficiosas como hemos visto al hablar de flora bacteriana intestinal e inmunidad.

La separación del bebe de la madre las primeras horas de vida produce una mayor dificultad para iniciar la lactancia, de generar el vinculo madre-hijo, más de riesgo de sindrome postraumático en la madre en partos prematuros o difíciles, mayor riesgo de infecciones hospitalarias, y sobre todo genera estrés neonatal, con una mayor dificultad para mantener estables las constantes vitales como la temperatura, la frecuencia cardíaca etc etc... Según afirma el Dr. Nils Bergman, que ha estudiado los efectos de la separación en mamíferos y recién nacidos humanos, la importancia del estrés de la separación las primeras horas tras el nacimiento radica en su efecto a nivel del funcionamiento del sistema nervioso, ya que en los primeros 1000 minutos de existencia (16 horas) existe un periodo crítico en el que el cerebro se decanta por trabajar por la vía del bienestar (la oxitocina y dopamina), o la del estrés (cortisol) en muchos casos para el resto de su existencia, marcando el desarrollo futuro del cerebro del bebé y que tiene consecuencias duraderas para la salud física y emocional de la persona, influyendo en nuestra susceptibilidad a enfermar y en nuestra esperanza final de vida (1).

Imagino que no será tan estricto esto de los 1000 minutos, supongo que el margen debe ser mayor, incluso de días, pero lo que sí está claro es que la separación y la fata de contacto piel con piel frecuente con la madre (o el padre)  y sobre todo desatender el llanto del bebé acaba generando este tipo de cambios neuroendocrinos que afectan a nuestra salud, como vimos en al entrada sobre psiconeuroinmunología y conexión cuerpo-mente hace unas semanas.


¿Pueden todos los recién nacidos estar con sus madres en contacto las dos primeras horas de vida?

En situaciones ideales de partos vaginales de bajo riesgo en recién nacidos a término, o en las ultimas semanas de gestación con pesos no muy bajos la respuesta es siempre si. Así se hace ya en muchos hospitales españoles donde ya se ha implantado este modo de trabajar, como el Hospital de Cruces de Bilbao, probablemente el hospital de España más adelantado en implantación del parto respetado y el contacto piel con piel. Cuando el parto ha sido por cesárea, la madre está muy cansada, adormecida o en situación crítica, el padre, la segunda madre en caso de parejas lesbianas o cualquier familiar, puede suplir perfectamente a la madre con unos efectos beneficiosos similares.

En prematuros, la edad gestacional del recién nacido, su peso y la necesidad de tomar medidas de tratamiento más o menos urgentes permitirá o no el contacto precoz con la madre. Si no es posible, se debe facilitar la estancia de la madre con el bebe en las unidades de prematuros, "prescribiendo" el contacto con la piel de la madre tantas veces como sea necesario y favorecer el inicio de la lactancia precoz en cuanto las condiciones del bebé lo permitan (3). Si no pudiera dar de mamar a su bebé los primeros días, aconsejo a la madre estimularse la lactancia ella misma hasta que salga de la situación crítica. Solicita información en la unidad de neonatología, a grupos de apoyo de la lactancia o a la asociación el parto es nuestro. Hoy en día es recomendable hasta reinducir la lactancia en madres que no han conseguido iniciarla o que la han detenido por alguna enfermedad del bebé que les ha obligado a separarse (relactación).Hablaremos de ella en una entrada especifica sobre lactancia materna.

Usar a la madre como alternativa a la incubadora se puso en practica en un hospital de Zimbague (Bergman y Jurisoo 1994)(3) observándose una mejora de la supervivencia de prematuros del 10 al 50%. Se ha observado una recuperación mas rápida de estos recién nacidos, mejoras en las constantes vitales y en la evolución del prematuro cuando la madre se le permite estar en contacto con su hijo que cuando no, siempre que gravedad de la situación del prematuro lo permita. La madre es la mejor incubadora para su hijo. Estos resultados tan evidentes se han visto en países con bajos recursos sanitarios pero no en los de altos recursos, en los que ambos métodos, tradicional y MMC obtienen resultados similares una vez superada la etapa critica de estabilización del bebé que puede ser de horas hasta varios días (3). En ese tiempo es siempre prioritario los cuidados de las UCIs de neonatos que el contacto piel con piel de la madre. Obviamente que el resultado en mortalidad sea similar no quita el que el MMC aporte beneficios extras sobre la lactancia, el vinculo emocional de la madre-hijo, el sistema inmune etc etc como hemos visto antes y que estos estudios no valoran.

En definitiva, dejar llorar o impedir el contacto piel con piel en áreas de neonatologia no concienciadas con estas respuestas solo altera el funcionamiento normal del sistema nervioso, y si continuamente no son satisfechas las necesidades del bebé,dificultará su recuperación y acabarán ocasionando cambios persistentes en el funcionamiento del sistema nervioso en la edad adulta.

¿Quiere esto decir que el bebé debe estar todo el día en contacto con su madre?

Madres podéis relajaros porque la respuesta es No! Practicar el contacto piel con piel no significa estar con el bebé todo el día acuestas! pero es recomendable que se haga con frecuencia.

El nacimiento suponen el inicio de la separación del bebe de su madre, dentro de la cual ha vivido los últimos 9 meses, pero una vez se nace se comienza la larga transición hacia la individualidad, hacia la separación, que va a meses o varios años y que a mi entender viene también marcada con la consecución de hitos como el gateo o la marcha (que suponen una separación natural de la cría de la madre), el cese de la lactancia y el desarrollo del apego del que ya hablaremos otro día. Todo esto puede producir fluctuaciones en las necesidades de contacto del niño con su madre entre los 6 meses y el año y medio aproximadamente. Otros mamíferos nacen más desarrollados y al cabo de unas horas pueden caminar y separarse por si mismos de sus madre, por ejemplo las vacas o los caballos. Ellos necesitan menos tiempo de contacto piel con piel porque su cerebro y su cuerpo nacen ya muy desarrollados y hacen esta transición mucho más rápido, pero nosotros no. 

Valga decir que igual que digo madre biológica, me refiero a padre, madre adoptiva, segunda madre lesbiana, parejas gays con hijos por maternidad subrrogada etc etc etc. Aunque no es al 100% lo mismo, la realidad es que cualquier persona cercana puede ser un buen sustituto, excepto para dar el pecho por razones obvias. La lactancia artificial nunca será lo mismo que la lactancia natural y esto es un hecho demostrado e incuestionable.


El contacto piel con piel es recomendable que sea frecuente y con cualquier miembro de la familia


Algunos defensores del contacto piel con piel llevan al extremo esta necesidad promoviendo la tenencia del bebé en brazos todo el día. Apelan a que desde hace millones de años, el Homo Sapiens ha sido un cazador recolector y las mujeres han llevado a sus hijos siempre a cuestas, de manera que la evolución ha seleccionado a los seres humanos que más necesitaban estar en contacto con su madre, los que más llamaban su atención llorando, pues de esta manera eran presas menos fáciles para accidentes, animales depredadores y otros peligros, es decir por mera superveniencia. Aunque a nivel evolutivo y de selección natural puede haber algo de razón, este hecho no justifica la defensa de que todos los niños han de estar todo el día colgados de su madre o dormir en la misma cama que los padres practicando obligatoriamente el colecho (una opción más en los primeros meses de vida, y sobre todo cómoda para la madre que tiene que dar el pecho por la noche sin levantarse). Por suerte la sociedad evoluciona y ya no vivimos en cuevas, ni dormimos a la intemperie, ni estamos expuestos a tigres o leones, ni, al menos en sociedades desarrolladas, existe carencias nutricionales como en el paleolítico. Hoy en día incluso estarían mejor adaptados a la vida moderna los bebes que genéticamente toleran más tiempo la separación de su madre que los que no.

Yo creo que una vez pasadas esas primeras 16 horas de vida no hace falta estar todo el día con el bebé encima, el niño solicita cuando necesita contactar con su madre llorando, cuando necesita satisfacer una necesidad, cuando pasa del estado de bienestar al de malestar que él mismo no puede satisfacer, por que tiene hambre, porque tiene frío o porque necesita reconocer su hábitat seguro, su madre envolviéndole, su voz, su latido y su olor. La naturaleza, con las frecuentes tomas de pecho ya se asegura de que se cumpla el contacto piel con piel. Si queremos podemos ir acostumbrando al niño a estar en la cuna o el carrito entre tomas o que esté en contacto con la piel de su padre. Disfruta también de tu momento si puedes tenerlo!! Si llora puedes probar también a acercarte, acariciarle y hablarle bajito, si se tranquiliza y se duerme no hace falta que le cojas siempre. Si no, no le dejes llorar, cógelo en tus brazos con cariño y ofrécele el pecho hasta que se duerma. No sigas NUNCA los métodos de dejar llorar al niño para que se acostumbre. Una vez dormido, si te apetece, vuelve a colocarlo en la cuna. El bebe también ha de acostumbrase poco a poco (poco puede durar 3 meses paciencia) a pasar cada vez más tiempo separado de su madre, para que ésta pueda descansar, ir a asearse, a estirar las piernas o a hacer cosas más contemporáneas como quedar con las amigas, ir al gimnasio o volver al trabajo.

Todos los niños no tienen las mismas necesidades ni todos los niños necesitan estar todo el día encima de su madre, unos lo necesitan más que otros y eso no es ni bueno ni malolo bueno es atender a la llamada del bebe y lo malo es desatenderla (ese desaconsejable "déjale llorar que ya se acostumbrará"). La reacción normal de la madre instintiva al oír llorar es coger al niño y acercarle el pecho, síguela!


http://www.lactancia-materna.net/wp-content/uploads/2014/02/mama-canguro.jpg
Mamá canguro. Fotografía: lactancia-materna.net 
Los sistema de sujeción con mochilas o bandas homologados son una buena forma de 
aumentar el tiempo de contacto piel con piel cuando se sale a la calle, 
si la espalda de la madre lo permite y mientras no pese mucho



¿Existen riesgos en el contacto piel con piel en los primeras horas tras el nacimiento?

En los últimos años, con la puesta en práctica del contacto piel con piel se ha observado en algunos estudios un pequeño riesgo aumentado de muerte súbita (MS) en las primeras dos horas de vida (5). La explicación de este efecto inesperado viene de que en las primeras 2-3 horas de vida el recién nacido ha de realizar el perıodo de transición-adaptación neonatal, lo cual supone le un esfuerzo fisiológico muy complejo (5). Este periodo se divide en 3 fases:
  1. La primera dura 30 minutos y no hay riesgo de muerte súbita pues es el periodo de reactividad en el que el bebé está muy alerta. 
  2. La segunda es el perido de reactividad disminuida y va de los 30 minutos a las 2 horas. Es en este periodo donde se ha observado este pequeñísimo incremento del número de muertes subitas neonatales. Se caracteriza por una tendencia a dormir y a una actividad motora disminuida que comienza entre los 30-60 minutos de vida y se alarga a las 2-3 horas. 
  3. La tercera es el Segundo periodo de reactividad, en el que existe un estado de labilidad simpático parasimpática y que acaba alrededor de las 8 horas con la estabiización del neonato. No se observaron casos de muerte súbita en esta etapa.
Al investigar las posible causas y factores de riesgo se observó que prácticamente todos los casos se producían entre la 1º y 2º hora de vida. El principal factor de riesgo fue la postura boca abajo para dormir encima de la madre tumbada. Otros factores menores son la madre primípara,  la fatiga materna y dejar a la madre sola en la sala de partos. Simplemente poniendo al bebe boca arriba para dormir (como se recomienda que lo hagan luego en casa los primeros 6 meses precisamente para evitar el síndrome de muerte súbita del lactante), desaparecieron los casos de muerte súbita que se habían observado (5). Por tanto el contacto piel con piel no entraña ningun riesgo para el bebé y en cambio aporta innumerables beneficios si se siguen estas recomendaciones

Lo más importante es no dejar que el bebe se duerma en posición boca abajo sobre la madre, sobre todo si la madre está cansada, adormilada o no va a haber nadie que pueda vigilarle durante este tiempo. Es preferible la postura incorporada de la madre para que el bebe esté en una posición mas vertical, y entre los 30-60 minutos y las 2-3 primeras horas en las que el bebé va a dormirse de manera fisiológica, la postura del bebé ha de ser boca arriba, de lo contrario la vigilancia debe ser continua durante este periodo (5). 

Las primeras 2 horas de contacto piel con piel, el bebe ha de estar con una persona (la madre u otra) que pueda garantizar su vigilancia por si aparecen signos precoces para reconocer la muerte súbita ( hipotonia o hipertonia, cambios de coloración de la piel o respiración irregular o ausente), ya que si se aplican maniobras precoces de recuperación, se evita la muerte del recién nacido. Es especialmente importante seguir estas normas en casos de madres primiparas.


http://www.quenoosseparen.info/
Camapaña Que no os separen.


Contacto piel con piel para todos

Ya veis, el contacto piel con piel es seguro, recomendable y deseable en todos los hospitales del mundo, y desde este blog me uno a la campaña "Que no os separen" de la asociación El Parto es Nuestro, aunque me gustaría más que se llamara, "Que os dejen juntos" menos dramática, más positiva y amigable. Os dejo con 3 mensajes finales extraídos de las recomendaciones del Dr. Bergman. Me despido hasta finales de mes que volveré para celebrar el dia del orguyo gay lesbico transgenero con una entrada que espero que sea muy trans-gresora. Estad atentos.
  1. El contacto piel con piel con la madre es el hábitat requerido por la pequeña criatura humana, un derecho fundamental del recién nacido.
  2. La lactancia materna exclusiva es esencial para su salud física, neurológica y mental, y tiene un impacto para toda su vida. 
  3. Prodigar el apoyo que permita A TODAS las criaturas recién nacidas permanecer apegadas a su madre, debería ser la prioridad universal de la salud pública.




Cartel de la campaña "Que no os Separen" en este enlace 
Promueve Asociación el Parto es nuestro. Financiada por el Ministerio de sanidad de España.
Con la colaboración del comité de lactancia materna Asociación Española de Pediatría, UNICEF y FUDEN


Referencias

4 comentarios:

  1. Para la mujer todo esto es e realidad mucho más instintivo. Más q hablar de minutos y horas yo recomiendo seguir el instinto y no dejarnos influir x lo nos dicen alrededor. Aunque es difícil para las madres y padres novatos.

    Mi consejo es: escucha y sigue tu instinto.

    Deseando leer la entrada sobre el apego.

    Besos y gracias x el blog

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena!!!
    qué gran entrada!!!
    Como madre de 3 hijos debo decirte que soy una firme defensora del contacto piel con piel (no los primeros 1000 minutos de vida sino....LA VIDA ENTERA!!). Más allá de la neurociencia, el lado emocional en muchos de nosotros presenta, a menudo, importantes carencias afectivas. Por ello creo que, el exceso de contacto con quien más te quiere nunca podrá ser perjudicial.
    Y ahí coincido contigo en qué no debe ser tan importante si es la madre biológica, adoptiva o el padre. En mi caso, las circunstancias hicieron que fuera mi marido quien se encargara mayoritariamente de esta función cuando nació mi segundo hijo (hace ya casi 9 años). Te aseguro que, a día de hoy, no observamos diferencias significativas respecto a mi hijo mayor ni a la pequeña que estuvieron en contacto conmigo des del principio. Porque en los tres aplicamos la misma premisa independientemente de que lo hiciera mi marido o yo.
    Coincido contigo y con Nils (a quien leo hace años) en que debemos enseñar a nuestro cerebro des del principio ese contacto amoroso. ¡Cuánto daño hacen otras teorías sobre 'el dejar llorar a los bebés'! (sobretodo cuando hemos sido inseguras-madres-primerizas!
    en fin, una gran lectura para este domingo.
    De nuevo, gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Esperanza!

      Coincido contigo. El contacto amoroso toda la vida, y esos mil primeros minutos (por decir algo de tiempo) especialmente importante. Un saludo!

      Eliminar

ADVERTENCIA: No se publicaran comentarios irrespetuosos hacia el autor ni hacia el resto de participantes que hayan expresado sus opiniones. Por favor, participa de forma constructiva incluso si no estás de acuerdo con el contenido de la entrada. Tus aportaciones pueden ser muy valiosas y hacernos ver las cosas desde otro punto de vista.

Por cuestiones de tiempo y por la dificultad clínica de aconsejar sobre problemas personales desde internet sin conocer bien la historia completa de cada persona, los comentarios sobre problemas personales pueden no ser contestados. Son preferibles las consultas sobre dudas respecto al contenido de la entrada.