domingo, 28 de junio de 2015

Transexualidad y transgéneros, más allá del hombre y la mujer, otros géneros existen

Transsexualitat i transgèneres, més enllà de l'home i la dona, altres gèneres existeixen.

Dedicada a todas esas personas que han sufrido la burla y la incomprensión 
por sus familias, amigos o el resto de la sociedad cuando eran niños, 
por querer vivir su sexualidad de forma natural y espontánea.

Laverne Cox. Primera transexual en ser portada de la revista TIME mayo 2014.
Activista por los derechos de las personas trans

Hoy día 28 de junio se celebra como cada año el día del orgullo gay-lésbico-transexual. España ha avanzado a pasos agigantados, desde la liberación gay que vivimos los que éramos adolescentes en los años 90, hasta la visibilidad lesbiana que ha alcanzando su máximo en estos últimos 5 años. Pero todavía tenemos una asignatura pendiente con las personas transexuales y hoy en este blog voy a unirme a la revolución trans que empieza a producirse a nivel internacional para hacerl@s visibles y normales, como todos.

Transexualidad, transgénero, hombres, mujeres, salud, enfermedad.... Vivimos un momento clave en la normalización de lo trans en la sociedad, asistimos a un cambio de paradigma desde el modelo caduco de la transexualidad como patología, hacia uno basado en la identidad trans como una dimensión más del genero humano (1).

Hace 2 años viví muy de cerca el proceso de "reasignación de género" de una muy intima amiga mía, y fruto de las reflexiones que me ha generado toda esta experiencia, surge con todo mi respeto y humildad esta entrada para intentar aportar un poco más de luz a niños, niñas, adolescentes, padres, madres, hijos, maridos y esposas. Recupero hoy 15 de Marzo de 2016 en el día de la visibilidad trans esta entrada que escribí hace 2 años.


Historia de la despatologización de la homosexualidad y la transexualidad. 

Durante varios siglos, la homosexualidad ha sido considerada una enfermedad mental en la cultura occidental. En 1973, la  Asociación Americana de Pisquiatría (APA), con la publicación de la 3ª edición de su manual de diagnóstico de enfermedades mentales DSM-III pasó a llamarse "perturbaciones de la orientación sexual", todo un eufemismo, que finalmente sería eliminado en 1984 en la revisión de la misma (2). El motivo que había para justificar la homosexualidad como enfermedad mental era el hecho de que los homosexuales presentaban debido a su orientación sexual un "malestar subjetivo y deterioro en el funcionamiento social". Curiosamente este malestar dependía del rechazo de los otros hacia el homosexual y no de la homosexualidad en si misma, es decir, la sociedad le hacia enfermo mental al no aceptarlos. Tuvieron que pasar 6 años para que el 17 de mayo de 1990 la OMS eliminara la homosexulidad como enfermedad mental. Ese día se considera desde entonces como  el día internacional contra la homofobia y la transfobia. Hoy en día a muy pocas personas civilizadas se les ocurriría catalogar a un homosexual como un enfermo o ponerle en tratamiento. Pero, ¿por qué explico esto?... pues para que veamos la similitud con la situación en la que nos encontramos con la transexualidad en este momento.


=>

Transexualidad, transgénero, trastorno de la identidad de género y disforia de género

Transexualidad es el término se usa para referirse a las personas que habiendo nacido con un sexo genital masculino o femenino, se sienten que pertenecen al genero opuesto. En 1994 la DSM-IV dejó de usar el termino transexual como enfermedad mental y lo sustituyó por el termino "Trastorno de la identidad de género", debido entre otras cosas, a las quejas de asociaciones de transexuales que no se sentían enfermos mentales. Al igual que pasó con la homosexualidad, en realidad se trataba más de un eufemismo, que de negar la enfermedad mental. Pero para entonces ya se había comenzado a usar el término transgénero (o trans) para referirse a las personas transexuales y desmarcarse de la concepción de enfermos/as que tenía ya implícito el de transexual en la sociedad.

Existen personas trans que no sienten rechazo a sus genitales, por lo que tras protestas y presiones internacionales de grupos gay-lesbiana-transgéneros o campañas como las de la Red Internacional por la Despatologización Trans, el año pasado 2013, la nueva guía DSM-V ha sustituido el término "Trastorno de identidad de género" por el de "Disforia de género", para identificar a aquellos transexuales que sienten rechazo por sus genitales, es decir ahora acepta al trans como persona sana siempre que no tenga rechazo a sus genitales (disforia de género). Para las asociaciones no es suficiente, y su reivindicación actual es que la disforia de género pase a ser considerado una enfermedad física y no mental Pedir la despatologización total no justificaría la necesidad de tratamientos y dificultaría el acceso a los tratamientos necesarios para la reasignación de género a las personas con fuertes disforias y con menos recursos por lo que es algo que sigue todavía debatiéndose.

Todavía nos falta que la OMS se pronuncie, así que, si quieres pídele a la OMS que deje de considerar a los transexuales enfermos mentales firmando la petición de la diputada española Carla Antonelli (@CarlaAntonelli) en este enlace.


Sexo genital, genero humano y orientación sexual. 3 dimensiones en la sexualidad humana

Cuando era pequeño, al menos en el sur de España, ser "maricón"(en aquella época no había gays ni homosexuales en mi tierra), travesti o transexual era prácticamente lo mismo. Por si a alguien le queda alguna duda al respecto, lo primero que voy a hacer es dejar claros algunos términos:
  1. Sexo genital: el sexo genital puede ser masculino, femenino o intersexual (los que nacen sin genitales definidos). Estos últimos ya comienzan a ser reconocidos como sexo a parte en algunos países como Alemania (3), de manera que pueden, cuando sean mayores elegir el género con que encuentran más identificados.

  2. Identidad de género: es el sexo cerebral, el mental, la vivencia que experimenta uno en sentirse hombre o mujer y que puede o no coincidir con el sexo genital. El sexo genital se desarrolla por un lado, y el cerebral por otro. Este último está condicionado por la estructura de nuestro cerebro y no por traumas o carencias vividas en los primeros años de vida. Depende entre otras cosas de influencias hormonales en determinados periodos del desarrollo cerebral en el embarazo que hacen que el cerebro de los trans se parezca más al del genero con el que se identifican que al sexo de sus genitales. Suelen coincidir ambos pero en 1 de cada 10.000 personas no (al menos es la frecuencia de las personas con gran disforia de género). Hoy en día me inclino a pensar que no existen dos géneros excluyentes como en el genital. Uno puede sentirse hombre, mujer, más hombre que mujer, igual de hombre que de mujer o más mujer que hombre en una escala tan amplia como tonos tienen los colores, y que van de la masculinidad a la feminidad o viceversa. 

    • Si el género coincide con el sexo genital hablamos de cisgénero

    • Si el genero predominante es el contrario al del sexo genital hablamos de transgénero, lo cual engloba a una gran variedad de géneros cada uno con sus matices. Las personas transgénero pueden sentirse a gusto con sus genitales o no. No necesariamente tienen que tener rechazo hacia los mismos. Cuando si que existe rechazo se habla de disforia de género. La mayoría de nosotros les llamamos mujeres u hombres según la identidad de genero con la que se identifiquen, aunque creo que esta clasificación dicotómica es demasiado restrictiva hoy en día. Deberíamos de crear nuevas formas de denominar a esta amplia variedad de géneros resultantes. Ser un hombre trans o una mujer trans es diferente a ser un hombre o una mujer cisgenero y esto no es discriminación sino reconocimiento a la pluralidad de vivencias de género que existen, todas con los mismos derechos y merecedoras del mismo respeto.

  3. Orientación afectivo-sexual: Se refiere a las preferencias sexuales cuando buscamos una pareja afectiva-sexual. Seremos homosexuales si nos sentimos atraídos por personas de nuestro mismo sexo, bisexual si lo hacemos por ambos y heterosexual si nos gustan las del sexo contrario. La orientación sexual tampoco debería de ser estática o excluyente y puede ser cambiante a lo largo de la vida si estamos abiertos a no encasillarnos en una única apetencia sexual. Además a medida que hay más transgéneros normalizando su vida y más personas que dejan a un lado sus prejuicios, comienzan a aparecer nuevas orientaciones sexuales, es decir hombres que les gustan las trans mujeres con genitales masculinos, o  a los que les atrae la feminidad trans más que la de la mujer cisgénero, o mujeres que les gustan los hombres con genitales femeninos. 
Se puede ser una mujer trans heterosexual o lesbiana, o bien un hombre trans heterosexual o gay, y todas las combinaciones posibles con sus parejas trans o cisgéneros. ¿Qué lejos queda la heterosexualidad hombre-mujer única con esta amplitud de miras, no?

Bajo esta orientación mas amplia de la sexualidad y el género, es posible que algunos heteros, gays o lesbianas puedan considerarse más trans que cisgéneros, es decir mujeres heterosexuales o lesbianas que viven su genero de una forma muy masculina u hombres gays o heterosexuales que viven su genero de una forma más femenina, podrían ser en cierto grado trans sin disforia de género. Ampliemos nuestras miras. Quizás muchos hombres que se consideran heterosexuales pero que les gustan las mujeres trans con genitales masculino (y os puedo asegurar que hay más de lo que pensamos) vean normalizado su deseo como algo normal y no como un vicio o desviación pervertida de su sexualidad. Muchísimas trans están esperando a esos hombres sin prejuicios a que las amen como a cualquier otra persona.



¿Se puede uno sentir hombre en un cuerpo de mujer o mujer en un cuerpo de hombre y no sentir rechazo a sus genitales de nacimiento?

Como decía al principio de la entrada, hace una año viví personalmente la intervención de reasignación de sexo (cambio de sexo) de una muy buena amiga mía. Durante este tiempo y viendo lo difícil y largo que es para una persona transexual llevar una vida normal hasta que consigue normalizar su identidad (valoración psiquiátrica, endocrina, tratamiento hormonal, visitas con psicólogos, cambio de nombre en el registro civil -probablemente es casi más normalizador tener un DNI que certifique tu nombre y genero deseado, que la operación-, listas de espera para operarse y finalmente la intervención en si, -bastante dura por cierto-) se me plantearon dudas en las que nunca había pensado y que os las quiero compartir:
  • ¿Estamos obligando a las personas que no se sienten del género que marca su sexo genital a cambiar al opuesto para someterlos a la norma imperante, por seguir viendo la sexualidad como algo dual y autoexcluyente y que siga habiendo sólo hombres o mujeres y nada más? 
  • ¿Puede una persona sentirse mujer teniendo un cuerpo de hombre (y viceversa) y sentirse a gusto con ello? 
  • ¿Existen personas a las que les gustan las mujeres con genitales masculinos o los hombres con genitales femeninos? 
Algunas personas que leen estas líneas lo considerarán aberraciones de la naturaleza, enfermos mentales o perversiones, pero lo cierto es que en la historia ha habido civilizaciones que han aceptado los estados transgénero como normales. Así que me seguí preguntando:
  • ¿Y si estuvieran normalizados en la sociedad? ¿Y si les permitiésemos sentirse a gusto con sus genitales externos y su sexo mental aunque no concuerden? 
  • ¿Y si les dijéramos que es tan normal tener cuerpo de hombre y sentirse hombre como sentirse mujer?¿y si les enseñáramos que es normal tener cuerpo de mujer y sentirse tanto mujer como hombre? 
  • ¿Seguirían rechazando a sus genitales esas personas a las que ni su familia, ni la sociedad les haya negado su identidad de género por el hecho de tener unos genitales que "no se corresponden" con el género que sentían?
  • ¿Y si las personas pudieran libremente decidir a medida que se desarrollan como se sienten sin necesidad de encasillarse en un género hombre o mujer autoexcluyente? ¿Qué pasaría entonces?

Se puede ser. Atandalucia facebook

Es posible (y es solo una teoría más) que la sociedad, al no reconocer una diversidad de géneros más amplia, obliga a identificarse con un género excluyente hombre o mujer y cuando una persona con genitales masculinos, no se siente hombre, sólo le queda la opción de sentirse mujer y rechazar su cuerpo. ¿Alguien piensa que una persona transexual puede llegar a querer sus genitales cuando desde pequeño son los culpables de no poder ser quien es?

La orientación sexual y la identidad de genero dicotómica están muy marcadas por estereotipos y condicionamientos sociales que nos obligan a a elegir de forma excluyente, hetero u homo, hombre o mujer y a identificarnos (aunque cada vez menos) con determinados roles teóricamente de unos géneros y no con otros, de manera que si no nos identificamos con ellos acabamos pensando que tenemos un problema. La situación ideal es no condicionarnos ni condicionar a los niños con roles, identidades, gusto excluyentes y que estemos abiertos a que todo es posible, enamorarnos de personas, no de cromosomas o de genitales.

Por supuesto que ésta es solo una teoría que sólo el tiempo dirá si es correcta o no, y que no ha de obligar a nadie a no operarse y quedarse con sus genitales de nacimiento porque sí, ni justificar la no intervención de "reasignación de género", sino permitir esta opción como posible para el/la que así la sienta como una posibilidad más hoy en día poco valorada.



Supresión de la pubertad con bloqueadores hormonales y cirugía de reasignación de género ¿Operarse resuelve su disforia?

Cada vez son más frecuentes los casos de transgéneros a edades mas tempranas, prepuberales e incluso en niños y niñas (siempre los ha habido pero los padres lo reprimían o no querían verlo). Los padres están mas concienciados y acuden a buscar ayuda antes lo cual beneficia mucho al desarrollo del niño o niña y a mitigar la angustia de los padres. La tendencia hoy es a optar por retrasar la pubertad para evitar el desarrollo de pechos y la menstruación en la niña y el crecimiento del pene, bigote, barba y otros caracteres sexuales masculinos en los niños mediante terapias supresoras de la pubertad (7), y así tener más tiempo para decidir y posteriormente administrar hormonas del sexo contrario para desarrollar el cuerpo acorde con el genero deseado. Es una terapia que parte de la concepción patológica de la transexualidad y no exenta de controversias ni de conflictos éticos. Yo no soy experto para defender o criticar esta postura, pero creo que hay que ser cautos, ya que el desarrollo de las caracerísticas sexuales en la pubertad es parte del desarrollo de la identidad como persona y especialmente de la identidad de género, la cual evoluciona a lo largo de toda la vida.

Con estos tratamientos, estamos privando a esta persona de sentir estos estímulos que modulen su identidad. Se sabe que algunas personas pasan etapas transitorias de transexualidad y después se decantan por una u otra identidad. Corremos el riesgos de alterar este desarrollo con una actuación tan temprana. ¿No estaremos precipitándonos por la angustia de los padres? ¿por la necesidad de cumplir con la norma, si no eres hombre, entonces eres mujer y "viceversa"? ¿cómo sabemos que esta persona es de los que va a desarrollar disforia de género después de la pubertad?

Los estudios parecen indicar que la supresión hormonal temprana reduce la angustia y mejora la salud mental de los adolescentes, pero estos mismos estudios reflejan el riesgo de interferir con el normal desarrollo de la identidad de genero el cual puede fluctuar durante la pubertad (8). No olvidemos que padres e hijos parten de la idea de que sólo se puede ser hombre o mujer, nada de cruces, y por tanto de una concepción convencional y conservadora sobre la sexualidad e identidad de genero.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/documentos-tv/documentos-tv-sexo-sentido/2616594/
El Sexo Sentido. Documentos TV. Para ver el video clica el enlace o sobre la foto

De todos modos, aunque esto es lo que pensaba al escribir esta entrada, después de ver el fantástico documental emitido el pasado domingo 15 de junio en Documentos TV sobre transexuales menores "EL Sexo Sentido", en los casos en los que el niño lo tiene tan claro desde edades tan tempranas (2-3 años) y en el que hay una clara disforia, la supresión temprana de la pubertad es posiblemente el mejor tratamiento y debería de facilitarse en más casos en la sanidad pública. Además, el cambio de nombre tendría que permitirse antes, no más tarde de los 14 ó 16 años. Desde el blog me gustaría aplaudir a todas las familias y a todas las personas transexuales que aparecen en el mismo, por su valentía y por servir de ejemplo normalizador para toda la sociedad. Toda una lección de amor y de tolerancia. Es increible ver casos como el de Ariel, que con solo 3 ó 4 años pasó de ser un niño introvertido y desadaptado, a una niña aceptada, segura y mostrarse extrovertida cuando se le permitió ir a clase como lo que es en su interior, una niña. Máxime viniendo de una familia gitana en un pueblecito de Andalucía.... Bravo! Os dejo el enlace al mismo y por favor que lo vean todos los padres, adolescentes, pediatras y médicos que lean esta entrada.

Hoy en día la reasignación de genero es lo mejor que podemos ofrecer a las personas con disforia de genero, pero no pensemos que es la panacea (9). A veces simplemente el poder cambiar de nombre, la terapia hormonal o las prótesis mamarias en las mujeres y la mastectomía en los hombres, es suficiente para disminuir esa disforia. Pensemos en las consecuencias que tiene eliminar los genitales. Implica la imposibilidad de, en un futuro ser padres o madres biológicos, algo que uno no se plantea hasta etapas más adultas, y en las vaginoplastias, en muchos casos se reduce la sensibilidad de los genitales y se dificulta la capacidad para conseguir un orgasmo... para siempre....

No es algo que deba ser tomado a la ligera. Cada vez hay más casos de mujeres que siendo trans hombres se quedan embarazadas para tener hijos y experimentar su derecho a la maternidad /paternidad porque han conservado sus órganos genitales internos y externos, y hombres que siendo trans mujeres gracias a que conservan sus genitales pueden en el futuro ser padres con una mujer cisgénero o con un hombre trans. Son cosas que deben ser tenidas en cuenta antes de tomar decisiones irreversibles.



Thomas Beatie, hombre trans embarazado de su primer hijo en 2007 y con sus 3 hijos después de 3 embarazos. Fuente fotografia 1 ambienteg.com y fotografía 2 abcnews



Los argentinos Alexis Taborda embarazado y Karen Bruselario (ambos transgéneros) después de su boda civil en 2013. Fotografía La Vanguardia.



El rechazo a la transexualidad está condicionado socialmente. Otros paises la aceptan

En los últimos años he viajado 3 veces a Tailandia, donde la transexualidad está muy aceptada, allí se las conoce como Kathoey o más comúnmente entre los extranjeros como ladyboys. Sorprende incluso viendo de Europa, como las mujeres transexuales ocupan trabajos como cualquier otra persona, de cajeras de supermercado, recepcionistas de hoteles, camareras, conductoras de autobús etc etc. Envidiable, está completamente normalizado y viven una vida con absoluta normalidad, algo todavía casi impensable en España a pesar de los avances de las últimas décadas. En la mayoría de paises asiáticos de tradición budista o induista, la transexualidad estaba bien vista hasta la época colonial. En la India (Hijras), hasta la colonización inglesa, los transexuales tenían un estatus social-religioso aceptable. Después, con el puritanismo colonial inglés los relegó a las castas más bajas. Este año el tribunal supremo acaba de reconocerles como un tercer género, ni hombres, ni mujeres. El gobierno de la India ha aprobado una ley que obliga a reservar un porcentaje de trabajo público a las personas transgénero al considerarlos una minoría discriminada que necesita de discriminación positiva para alcanzar un estatus de normalidad. A lo mejor habría que planteárselo en España, al igual que se aprueban leyes de paridad entre sexos tradicionales, estaría bien ayudar a normalizar también al transgénero. Imaginad una chica que llega a pedir un trabajo y en su DNI pone Manolo o Antonio, ¿creéis que pasaría por delante del resto de chicas que ha dejado su currículum en tiempos de crisis? ¿la contrataríais en vuestro propio negocio?


Recortes en sanidad - recortes en cirugías de reasignación de género

Las/los transexuales españolas/es lo tienen difícil todavía en España. Les ha ayudado mucho las leyes aprobadas por el PSOE que facilitaban el cambio de nombre en el registro civil, financiaban los tratamientos hormonales, el seguimiento por especialistas y las cirugías de resaignación de reasignación de géneroénero, aunque todo se enmarque dentro de la visión del transgénero como algo patológico.  Hoy en día, con la crisis y sobre todo con los gobiernos conservadores del PP y CIU se han reducido por lo menos a la mitad el numero de cirugías de reasignación de género que se hacen cada año. Sólo existen 3 hospitales que las realizan en la sanidad pública española, la unidad conjunta de los Hospitales de La Paz y Ramón y Cajal de Madrid, el Hospital Clinic en Barcelona y el Hospital Carlos Haya de Málaga. Las listas de espera son de unos 3 años sólo para la cirugía. Andalucía es una de las comunidades más progresistas en este sentido con la tramitación este año de su ley sobre no discriminación y reconocimiento de los derechos de la transexualidad y la que probablemente menos recursos ha quitado en sanidad pública en unidades de disforia de género.

Una de las mayores dificultades de una persona transexual para llevar una vida normal es que la contraten en un trabajo como a cualquier otra. Pocos empresarios contratan a personas transgénero para su negocio a no ser que sea un local de noche, lo cual , junto a que muchas han sido relegadas a ambientes marginales por la sociedad desde muy jóvenes, favorece que acaben en ambientes nocturnos más favorables a las prostitución, las drogas etc etc.... cuando, como vimos en el documental de documentos TVlas nuevas generaciones trans ya reclaman un sitio en la sociedad como cualquier otra persona, con oportunidades y trabajos similares al del resto, funcionarias y funcionarios trans, médicos y médicas trans, policías o milítares trans, transcajeras de súper, pilotrans de aviones o camiones, presentadores de telediario trans y porque no, transmadres y transpadres.



We Exist. Referentes trans, lo que necesita la sociedad para normalizar la transexualidad.

Desde hace unos años, cada vez son más las personas trans que se han expuesto a normalizar su vida en los medios de comunicación, y que han ido calando en la sociedad, algunas como modelos a seguir y otras como modelos a no seguir, pero las han hecho visibles. Nos habíamos acostumbrado, al menos en España a transexuales ordinarias, maleducadas, gritonas y circas, cuando los y las trans aspiran a ser personas normales como cualquier otra. Cualquier hombre o mujer hetero u homo sometido al mismo grado de marginalidad tiene la misma probabilidad de acabar siendo maleducado y ordinario que algunas de las trans más famosas de la tele. Recordemos que la sociedad hace enfermos a los trans.

Pero hablemos mejor de modelos a seguir, que cada vez hay más, para centrarnos en lo positivo y empecemos por Bibiana Fernández, uno de los referentes trans de este país, y por Pedro Almodóvar que, aunque no es trans, con sus películas ha actuado de catalizador de la modernización de la sociedad española hacia la homosexualidas y la transexualidad. Su aportación al imaginario trans español ha sido con frecuencia desde su lado más marginal y al mismo tiempo cómico, tragicomedias trans, fiel reflejo de la realidad de los años 70, 80 y 90. Lola y Agrado (Toni Cantó y Antonia Sanjuan) en Todo sobre mi madre, Tina (Carmen Maura) en La Ley del Deseo, Femme Letal (Miguel Bosé ) y Chon (Bibiana Fernández) en Tacones Lejanos, Susana (Bibiana Fernández) en Kika, Zahara y Paca (Gael García Bernal y Javier Cámara) en La mala educación, Vera (Elena Anaya) forzada transexual en La piel que habito etc etc etc....





Universo trans de Pedro Almodovar: Femme Letal, Zahara, Cohon, Tina, Lola, Agrado, Vera, Paca y Zahara. Fotografías enlazadas a su fuente de origen.


Otras personajes públicos, esta vez reales, que han visibilizado el transgénero en los medios han sido Dana Internacional,  que desafió a una sociedad en parte ultraconservadora como son los judios ortodoxos israelitas, presentándose ante Europa en el concurso de Eurovision de 1998 y ganando. O  Conchita Wurst que, más allá de si sólo es un personaje o no, 16 años después ha dado un paso más, representando la visibilidad de estereotipos trans diferente al hombre y la mujer, la mujer con barba, la posibilidad de sentirse mujer con caracteres o genitales masculinos.

Tenemos también referentes en el mundo de la moda como Lea T, musa de Givenchy en 2010 que apareció ese mismo año besándose con Kate Moss en la portada de la revista Love. En la política a la diputada transexual del PSOE Carla Antonelli (@CarlaAntonelli). O a una de las últimas en incorporarse a este destape trans, la actriz afroamericana Laverve Cox, de la estupenda serie Orange is the New black  abanderada de los derechos trans en los Estados Unidos y portada del número de mayo de la revista TIMES (2014) o la ya ultrafamosa y televisiva Caitlyn Jenner que convirtió su "transición" en un reality show junto con sus hijas e hijastras Cardassian en EEUU en 2015.





Transexaulidad en los medios de comunicación: Laverne Cox en Time, Lea T en Love, Carla Antonelli en Zero; y Dana Internacional y Conchita Wurst en Eurovision, Caitlyn jenner en ESPY Awards. 
Fotografías enlazadas a fuente origen



El pasado més de mayo (2015) también se ha sumado al carro de la visibilidad trans la "primaveral" banda de música Arcade Fire con su tema "We Exist", que nos han dejado este estupendo transvideoclip de apoyo.




Pero desde el blog quiero reconocer y homenajear a todas esas personas trans anónimas, que aunque no salgan en portadas de revistas o en programas de televisión, viven sin esconderse su sexualidad trans, y que con su valentía visibilizan a las personas trans en su círculo más cercano, a nivel de la calle, en el día a día en el contacto con la gente. Su ejemplo es lo que normaliza definitivamente a los/las trans en la sociedad. Un abrazo enorme para Carla, para la mayoría de los lectores una auténtica desconocida, pero la principal responsable de que hoy esté escribiendo este artículo, una de tantas transexuales no mediáticas que hacen el trabajo duro de representar al género trans en el día a día. Una modelo trans a seguir y que a muchos de nosotros nos ha normalizado la transexualidad con su expontaneidad y su búsqueda de la aceptación como una persona normal. Sus necesidades son las mismas que las mías y las de cualquier otra persona, aceptación, búsquedas del amor, un trabajo y felicidad.

Mi más sincero reconocimiento y agradecimiento a Ariel, Edurne, Patri, Alejando (y a su novia), Eli y Leo (y a su canal de youtube LEO FTM) y a sus respectivas familias por ser tan valientes y participar en el documental "EL Sexo Sentido" del pasado domingo. Insisto, no dejéis de verlo!



Querría acabar el post con esta foto tomada de la entrada "Otros cuerpos existen" del blog del Área de educación, cultura y formación de SOMOS, escrita por Mar Cambrollé (@CambrolleMar), la presidenta de Asociación Andaluza de Transexuales ATA- Sylvia Riera, de la Coordinadora Girasol y de la Federación Estatal de Transexuales, representativa de que otra forma de vivir el género es posible. Como bien dice la entrada, otros cuerpos existen, permitámonos la posibilidad de sentirnos bien tal y como somos. No dejéis de leer este blog para más información



Conclusión

No hay duda que nos encontramos en el final de una etapa, la de la discriminación trans, como ocurrió con los gays y lesbianas a partir de los años 90 en España, y el principio de otra, la de la aceptación del género trans como algo normal y su integración en la sociedad como personas con los mismos derechos que las demás. Quedémonos con que:
  • La vivencia del género es un continuo que va desde el cisgénero total al transgénero total con múltiples posibilidades intermedias. 
  • Ser transexual no es sinónimos de ser enfermo. La transexualidad no es una experiencia única y uniforme en todas las personas y ser trans no implica necesariamente tener disforia de genero ni rechazo de los genitales, puede que si, puede que no, y eso no hace mejor ni peor ninguna de las dos opciones.
  • Se ha de ser muy cauto antes de decidir someterse a la cirugía de reasignación de género e intentar verse a uno mismo desde esta nueva visión del genero más amplia, valorar los pros y los contras, la posible necesidad futura de ser madre o padre y las consecuencias sobre el disfrute de la sexualidad de las intervenciones. Y sólo entonces someterse a la cirugía si se sigue deseando.
  • Los niños que expresen claramente su pertenencia al genero opuesto al sexo genital, se les ha de permitir vestirse y ser tratados como el genero que sienten desde muy pequeños (incluido su nombre). Necesitan de apoyo familiar y soporte psicológico temprano. También los padres.

Es posible que esta nueva visión del transgénero más amplia, despatologizada y que permita a una persona sentir una identidad de género diferente a la de sus genitales sin que esto le tenga que generar obligatoriamente rechazo a sus genitales, reduzca la intensidad y la frecuencia de la disforia de genero en muchos más trans. Tendremos que ver si esta hipótesis se confirma con el tiempo conforme se normaliza la identidad trans en la sociedad. Quizá si desde pequeños nos enseñasen que la sexualidad es mucho  más amplia que ser hombre o mujer  (identidad de genero) y heterosexuales (orientación sexual), sino también homosexuales, bisexuales o transgeneros (transexuales, androginia, bigenero....) estaríamos todos más felices y satisfechos.

Un saludo a todos y todas las trans desde este blog. Espero vuestros comentarios y críticas.


Puedes seguirme en          

Referencias

  1. Implicaciones psicosociales de la despatologización de la disforia de genero en Colombia. Universidad de Colombia
  2. Homosexualidad. Wikipedia
  3. Alemania ‘crea’ un tercer sexo. Reconocimiento de la intersexaulidad para personas que nacen con genitales ambiguos o ambos genitales. El Pais.
  4. Transexualidad en la mitología. Leopoldest.blogspot.com
  5.  Red Internacional por la Despatologización Trans
  6. El Parlamento recibe con apoyo unánime la futura ley de transexualidad andaluza. Europapress.es
  7. Guidelines for pubertal suspension and gender reassignment for transgender adolescents. Child Adolesc Psychiatr Clin N Am. 2011 Oct;20(4):725-32. doi: 10.1016/j.chc.2011.08.004. Hembree WC. 
  8. Puberty suppression in gender identity disorder: the Amsterdam experience. Kreukels BP1, Cohen-Kettenis PT. Nat Rev Endocrinol. 2011 May 17;7(8):466-72. doi: 10.1038/nrendo.2011.78.
  9. Long-term follow-up of transsexual persons undergoing sex reassignment surgery: cohort study in Sweden. Dhejne C1, Lichtenstein P, Boman M, Johansson AL, Långström N, Landén M. PLoS One. 2011 Feb 22;6(2):e16885. doi: 10.1371/journal.pone.0016885.
  10. Niños transgeneros. Eldiario.es 
  11. India reconoce a los transexuales como un “tercer género”. El Pais.

Mas información

  1. Red Internacional por la Despatologización Trans STP: Stop Trans Pathologization http://www.stp2012.info/old/es/manifiesto
  2. Área de Familias de Menores y Jóvenes Transexuales ATA - Sylvia Rivera (ATAndalucía)
  3. Transexualidad y cisexualidad. ATAndalucía.
  4. Transexualidad es diferente disforia de género. No necesariamente tiene que haber aversión a los genitales en todos transexuales. ATAndalucía
  5. El Sexo Sentido. Documentos TV
  6. Canal de youtube LEO FTM. Transexualidad masculina.

Fotografías

  • Enlazadas en pie de foto o clicando la foto

6 comentarios:

  1. Gracias por el artículo, me ha encantado

    ResponderEliminar
  2. Pues....como sin duda me siento incluida en tu dedicatoria (como familiar directo que ha acompañado a alguien en su lucha individual desde bien pequeño) te agradezco muchísimo la entrada.
    Quien iba a decir hace pocos años que encontraríamos una entrada así en un blog de referencia científica como este.
    Enhorabuena por la valentía y por el gran artículo.
    Como en otros campos, en este tena también...¡SÍ SE PUEDE!
    Gracias, David

    ResponderEliminar
  3. Buenas!
    Dr. David necesito orientacion de su parte le dejo mi #0764012207 porfavor
    gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Addy,

      Lo siento pero no atiendo consultas por teléfono ni en el blog, pero si necesitas orientación mándame un mail y te oriento. También puedes dejar tu duda en los comentarios, le podría servir a otras personas que estén en tu situación.

      Ten en cuenta que no te puedo garantizar la confidencialidad del mail al ser un servidor de gmail. drlopezheras@gmail.com

      Saludos

      Eliminar
  4. A todo esto le falta mucho todavía, la transexualidad NO ES UNA ENFERMEDAD, LA DISFORIA DE GENERO SI LO ES, Y NO tiene nada q ver con la transexualidad real, diagnosticada como transexualidad primaria!!! Muy linda la intención pero esto esta equivocado todavía, xq no se puede convencer de q cambie sus necesidades a ninguna persona transexual, q las personas transgéneros se armen de miles de razones para no operarse y q se las compren es otro tema!!! Cada uno elige como vivir sus NECESIDADES, no como se plentea acá prácticamente como una secuela de un enfermo mental o como si se tratara de un capricho!!!! Con artículos como este sigue corriendo la misma maldita desinformación q llega a generar la discriminación y prejuicios a q tantos hemos sido víctimas y no nos permiten alcanzar nuestras metas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mía,

      ¿Podrías explicar mejor qué es lo que encuentras equivocado? Esta entrada habla precisamente de eso, de despatologizar el hecho de ser transexual, de no verlo como una enfermedad mental.

      En ningún momento se transmite la idea de que los/las trans tengan que autoconvencerse y quedarse con los genitales que tienen y no operarse, nada más lejos de lo que se transmite en esta entrada. Cada uno tienen que tener la opción de, como tu dices, vivir según sus necesidades, pero la sociedad condiciona tanto nuestra forma de ver el cisgenero como el transgénero y muchas veces ni nos planteamos que podamos sentirnos mujeres en cuerpos con genitales masculinos u hombres en cuerpos con genitales femeninos. A la sociedad le resulta más fácil aceptar a un/una trans operada que no, y esta es simplemente otra opción más que ha de ser respetada. Cada vez se alzan más voces dentro del colectivo trans al respecto. Espero tu respuesta.

      Un saludo

      Eliminar

ADVERTENCIA: No se publicaran comentarios irrespetuosos hacia el autor ni hacia el resto de participantes que hayan expresado sus opiniones. Por favor, participa de forma constructiva incluso si no estás de acuerdo con el contenido de la entrada. Tus aportaciones pueden ser muy valiosas y hacernos ver las cosas desde otro punto de vista.

Por cuestiones de tiempo y por la dificultad clínica de aconsejar sobre problemas personales desde internet sin conocer bien la historia completa de cada persona, los comentarios sobre problemas personales pueden no ser contestados. Son preferibles las consultas sobre dudas respecto al contenido de la entrada.