miércoles, 30 de septiembre de 2015

Factores que incrementan la permeabilidad intestinal: Dieta, aditivos, estrés y otras cosas (3)

Fuente: diactual.com
<-- 
Hemos revisado en la primera parte de esta entrada en que consiste la barrera y la permeabilidad intestinal. En la segunda parte vimos un resumen sobre las teorías y lo que sabemos hoy de su relación con distintos tipos de enfermedades. He dejado para  esta tercera entrega lo que a muchos más os interesa, es decir, cuales son las causas del intestino permeable, o mejor dicho los factores  que pueden aumentar la permeabilidad intestinal de forma patológica. ¿Influye la dieta o algunos alimentos en esta propiedad? ¿qué hay del gluten? ¿Y los medicamentos? ¿y nuestro estado emocional y el estrés?

Factores que pueden aumentar la permeabilidad intestinal

La regulación fisipatológica de las uniones estrechas está influenciada por multiples factores, los cuales incluyen desde la IgA secretora, enzimas, neuropéptidos, neurotransmisores, péptidos dietéticos y lectinas, levaduras, bacterias aerobias y anaerobias, parásitos, citoquinas proinflamatorias (IL-13 y FNT), radicales libres, células inmunitarias de la mucosa intestinal, disfunciones en los linfocitos T (5), medicamentos y multiples sustancias químicas. Como hemos visto, mientras esta permeabilidad se mueva dentro de unos valores adecuados todo va bien, pero si es excesiva entonces puede generar problemas. Todas estas sustancias se mueven al nivel molecular por lo que a la mayoría no les resultará nada práctico este listado, por ello os propongo esta lista de factores que modifican estas sustancias y que influyen por tanto en la permeabilidad intestinal:

Infecciones gatrointestinales importantes 

De todos los aumentos de permeabilidad intestinal, la destrucción del enterocito es la que ha demostrado tener una relación más evidente como desencadenante de algunas enfermedades auotinmunes o brotes de enfermedades (2). Ni que decir tiene que la mayoría de las gastroenteritis no son lo suficientemente intensas como para ocasionar una destrucción de este tipo, sino que deberían de ser infecciones más graves como la salmonela, Shigella, E. Colis enteroinvasivas, amebas, parasitos invasivos y algunos virus más agresivos...

Flora intestinal. Fuente

Trastornos de la flora intestinal

Repetido hasta la saciedad en este blog, la flora regula con sus secreciones el funcionamiento inmunitario de la pared intestinal. Los trastornos de la misma asociados al consumo de antibióticos, dietas inadecuadas, estrés y otros factores se asocian a cambios en la permeabilidad intestinal y trastornos en la regulación inmune del intestino. Por el contrario, una flora intestinal adecuada e incluso el uso de algunos probióticos es capaz de restaurar el normal funcionamiento del intestinal, y reducir o eliminar los efectos de otras sustancias sobre la permeabilidad intestinal.

Me gustaría llamar la atención en este tema porque es muy significativo, por ejemplo la suplementación con Lactobacilus Rhamnosus GG fue capaz de eliminar el efecto del gluten en la permeabilidad intestinal en este estudio (4) invitro sobre cultivos celulares. Es decir, teóricamente podríamos inducir tolerancia a determinados alimentos corrigiendo trastornos de la flora intestinal por ejemplo con transplantes de flora o con la toma continuada de probióticos.


El estrés

Otro de los factores más importantes y que más está en nuestra mano modificar. Se le echa en general muy poca cuenta, es más fácil culpar al gluten o a la leche que hacer cambios en nuestra forma de pensar, de gestionar nuestras emociones, tomar decisiones laborales, dejar a una pareja o cambiar nuestro ritmo de vida, pero mucho menos efectivo!! Lo analizaremos más adelante.

=>

Actividad de las enfermedades inflamatorias sistémica

Como comentábamos en la entrada principal, el mero hecho de tener una enfermedad inflamatoria sistémica activa (artritis reumatoide, lupus, esclerosis múltiple...) o infecciones crónicas (infección por el VIH, virus de la hepatitis C o B...) genera un  estado de inflamación basal que por si mismo incrementa la permeabilidad intestinal de forma muy significativa (2) si están activas. Por ello el tratamiento para controlar los brotes de estas enfermedades son la primera medida para reducir la permeabilidad intestinal (2).

Obesidad e inactividad física

La obesidad y la inactividad física son factores que también incrementan la inflamación sistémica basal, y que por lo tanto incrementarían de forma indirecta también la permeabilidad intestinal.

Antibióticos, antiinflamatorios y polimedicación. Fuente

Medicamentos y otras sustancias químicas

  • Los antibióticos: son luna de las causas más importantes de trastornos de la flora intestinal en nuestro medio. Ya hemos hablado ampliamente sobre sus efectos en esta entrada.
  • Los antinflamatorios no esteroideos: por las modificaciones de la vascularización de la lámina propia que producen y sus efectos directos sobre los enteritos.
  • Disolventes orgánicos:  usados en productos de limpieza en seco ( ej. tetrachloroethylene), disolventes de pinturas (ej, toluene, turpentine), disolventes de lacas de uñas y pegametos (acetone, methyl acetate, ethyl acetate), detergents (citrus turpenes), perfumes (ethanol) y otros (8)
  • El alcohol y sus metabolitos, y otros solventes químicos orgánicos usado en bebidas, alimentos o productos de limpieza (1).
  • Otros medicamentos y la polimedicación: la toma de múltiples medicamentos tiene consecuencias irremediables sobre la salud gastrointestinal, no podemos ser tan ingenuos de pensar que tomar 20 pastillas al día no tenga ninguna consecuencia. Por eso, medicamentos solo los necesarios.
  • Las nanopartículas, de nuevo en el punto de mira (1) aunque en este caso de momento siguen siendo sólo hipótesis no confirmadas.

Aditivos alimentarios. Fuente


Factores dietéticos que aumentan la permeabilidad intestinal

Existen factores dietéticos que pueden incrementar la permeabilidad intestinal por debilitamiento de las uniones estrechas (1):
  • El exceso de azúcar en la dieta: la glucosa es un excelente aumentador de la absorción intestinal. Es capaz de incrementar sustancialmente la permeabilidad intestinal via tight juntion (1) y su consumo excesivo en la dietas actuales le hacen ser un candidato a corregir en muchos casos.
  • El exceso de sal en la dieta: altas cantidades de sal, también incrementan la permeabilidad via tight juntion (1). Otro de los "aditivos" que se consumen en exceso, imaginaos la mezcla de palomitas y chuches cuando vamos al cine!! Una bomba!
  • Emulsionantes y surfactantes: numerosos surfactantes sintéticos y aditivos alimentarios han demostrado aumentar la permeabilidad intestinal a través de mecanismos paracelulares vía tight juntion y /o mecanismos celulares. Además reducen la hidrofobicidad del la barrera mucosa lo cual tambien incrementa la permeabilidad. Los emulsificadores como los sucroesteres de ácidos graso ( del ácido laurico, pamítico, y esteárico) son capaces de desestructurar las uniones estrechas en cultivos celulares, incluso en concentraciones inferiores a las permitidas actualmente en los productos (1). También los polisorbatos esteres de sorbitos y lectivas.
  • El alcohol y otros disolventes organicos usados en alimentos y bebidas (2). El exceso de alcohol y en personas con permeabilidad ya aumentada pequeñas cantidades pueden ser suficientes para empeorar la situación. Evítalo o consúmelo con más que moderación.
  • Gluten: diferentes estudios demuestran in vitro y en vivo que las glidinas del guten tiene capacidad de incrementar la permeabilidad intestinal vía uniones estrechas (1)(3). Pero esta propiedad depende de la dosis y sobre todo del tipo de paciente (sus patologías de base y su genética). Así, en en este pequeño estudio (3), los pacientes con enfermedad celiaca e hipersensibilidad al gluten no celica mostraron importantes aumentos de la permeabilidad en comparación con el grupo control o con celiacos en remisión. Lo importante aquí son dos cosas:
    • El gluten no incrementa la permeabilidad en todas las personas, más bien en una minoría.
    • Y lo más crítico ¿este aumento es clínicamente significativo para causar síntomas digestivos o extradigestivos o un brote de una enfermedad autoinmune? Esto está todavía por confirmar. Parece bastante evidente que en sujetos sanos no, pero en subgrupos de pacientes autoinmunes o sensibles al gluten podría ser otra cosa. y en estos casos estaría justificado un estudio de enfermedad celiaca o de intolerencia al gluten no celiaca.


Un sustancia no es suficiente, muchas sustancias si pueden serlo... pero no para todos igual

Aunque los efectos sobre la permeabilidad de todas estas sustancia están demostrados en estudios de laboratorio (1), su implicación en el desarrollo de patologías son por el momento solo hipótesis (1) y no parecen que de forma individual sean responsables únicos de enfermedades relacionadas con la permeabilidad intestinal, sino sólo un factor más (1).

Su importancia dependerá de la cantidad y la continuidad de su consumo. Un uso esporádico no entrañaría problemas, sin embargo, hoy en día una persona puede llegar a comer muchos gramos de aditivos, azucar, sal, edulcorantes, emulsificadores, gluten, alcohol, solventes orgánicos etc etc a lo largo del día, los 7 días de la semana y en las 3 comidas principales, y lo que a priori sería despreciable, acabaría siendo algo más significativo.

También dependerá del tipo de persona, en sujetos sanos es probable que exista una gran tolerancia a las mismas, mientras que en sujetos que ya están enfermos de alguna de estas enfermedades relacionadas con la permeabilidad, cantidades menores o una mezcla menor pueden resultar perjudiciales, algo que ocurriría con frecuencia en personas con síndrome de fatiga crónica e hipersensibilidad quimérica múltiple.

Muchos intentos de demostrar que uno de estos ingredientes es el responsable de enfermedades autoinmunes como el Crohn han fallado. Quizás como vimos en los disruptores endocrinos, la seguridad de sustancias quimicas de forma individual puede verse enmascarada por la realidad en la que múltiples sustancias aparentemente inocuas pueden potenciar sus efectos una vez dentro de nuestro organismo (como dicen algunos, "la sopa tóxica")


Proteinas alergénicas como causa de aumento de la permeabilidad intestinal

Algunos terapeutas y dietas milagrosas famosas como la dieta paleolítica o la Whole 30 otorgan a la mayoría de alimentos con proteínas alergénicas la misma peligrosidad y culpabilidad en producir aumentos de la permeabilidad intestinal que al gluten. Se trata del gluten y la leche especialmente, pero también algunas las legumbres, los frutos secos y otros cereales sin gluten como el maíz, el mijo o la quinoa

Algunos alergenos frecuentes. Fuente 
El hecho de existir una hipersensibilidad alimentaria mediada por mecanismos inmunitario se traduciría en aumentos de la permeabilidad cuando comiéramos estas proteínas, pero no necesariamente cuando las comen personas sin estos problemas, que recordemos que son la gran mayoría de la población. Por ello no se pueden considerar a todos los alimentos que contienen proteínas de mayor poder antigénico como causantes de aumentos de la permeabilidad intestinal.

A mi entender y en base a las evidencias, esta forma de actuar retirándolo todo es injustificada y puede llevar a restricciones dietéticas innecesarias y a ponernos la vida muy difícil a la hora de comer. Como comentábamos en la entrada sobre proteínas alergénicas, hasta las verduras y frutas contienen proteínas que pueden ser alergénicas en algunas personas como las LTPs. Por ello para eliminar un alimento se ha de tener sospechas de que éste está produciendo una sintomatología para seleccionar sólo los que nos afectan a nuestra persona en concreto y no toda la lista porque sí, hacer los estudios correspondientes analíticos si existen, y sobre todo hacer una prueba de retirada de entre 2-4 semanas y reintrodución para confirmar que las molestias reaparecen. Sólo en este caso aconsejaría retirar un alimento o reducir la cantidad que de él comemos.

Algunos alimentos como el gluten debido a su amplio uso diario son más candidatos a  poder dar problemas, por lo que pruebas de retirada y provocación pueden estar justificadas en algunos casos.



El estrés un mal enemigo de un intestino saludable

Por encima de estos factores dietéticos, es el estrés ha demostrado incrementar la permeabilidad intestinal de forma evidente vía activación del sistema nervioso autónomo y ser capaz de desencadenar brotes de muchas enfermedades inflamatorias. Se ha demostrado que en la enfermedad de Crohn, la activación nerviosa precede al aumento de permeabilidad intestinal y este al brote de la enfermedad (2) por lo que no podemos olvidarlo nunca y debería ser el principal foco de atención junto con la dieta saludable.

El ester, un gran enemigo de la salud intestinal. Fuente codejobs.biz

El estrés es un factor al que nos cuesta más poner solución y culpabilizar pues supone hacernos responsables de nuestra salud y cambiar nuestro modo de vida para solucionarlo. Es más fácil culpabilizar a algo de fuera como el gluten!

Puedes dejar de comer gluten, eliminar la sal y el azúcar de tu dieta, llevar el régimen más limpio de alimentos sin aditivos y ecológicos del mundo, pero si sigues con tu ritmo de vida estresado, cabreado con el mundo, con tu jefe, marido, o mujer, con pensamientos obsesivos y preocupaciones constantes y no pones solución a este tema, estarás haciendo un esfuerzo inútil.

Es más, reducir el estrés podría ser suficiente para recuperar la permeabilidad intestinal y mejorar la tolerancia a determinados alimentos aunque sigas con una dieta no del todo adecuada.

Reduce tu nivel de estrés, practica meditación-mindfulness-relajación, haz ejercicio físico de forma regular y soluciona tus conflictos internos e interpersonales àra mejorar tu salud intestinal! 

Conclusiones

  • Los factores que aumentan la permeabilidad intestinal son sólo un factor más que internaciona con otros factores ambientales, inmunitarios y con la genética de la persona para desencadenar enfermedades. Ellos (las causas de las causas) y no la permeabilidad en sí misma, deberían ser el objetivo de los tratamientos de la permeabilidad intestinal.
  • Casi ningún factor por si solo es el único responsable de causar enfermedades intestinales o extradigestivas aunque sea capaz de aumentar la permeabilidad intestinal, generalmente se solapan multiples a la vez.
  • El estrés, las infecciones gastrointestinales importantes, los desequilibrios dietéticos y los trastornos de la flora intestinal son los factores más significativos.
  • Entre los factores relacionados con la dieta, el uso excesivo de azúcar, sal, edulcorantes artificiales, emusificadores, alcohol y otros solventes orgánicos y otros tipos de aditivos son los que tienen mayor capacidad de incrementar la permeabilidad intestinal.
  • El gluten incrementa la permeabilidad intestinal en personas celiacas o con sensibilidad al gluten no celiaca de forma mucho más marcada que en la población general.
  • Puede ser más importante la cantidad y la continuidad del consumo de estos factores dietéticos (especialmente el consumo de múltiples de ellos), que el uso esporádico que no entrañaría peligros
  • Los cambios en la permeabilidad intestinal son procesos normales y necesarios para adaptarse a las necesidades del momento, por lo tanto no todo lo que la aumenta es malo.

Otras entradas de la serie "Intestino Permeable"

  • "Pruebas para el diagnostico del Intestino permeable ¿son fiables? ¿merecen la pena?" (Próximamente)
  •  "¿Cómo tratar la permeabilidad intestinal aumentada?" --> (Próximamente)


Puedes seguirme en          

Referencias

  1. Changes in intestinal tight junction permeability associated with industrial food additives explain the rising incidence of autoimmune disease. Aaron Lerner a,  ⁎ , Torsten Matthias b
  2. Clin Gastroenterol Hepatol. 2013 September ; 11(9): 1075–1083. doi:10.1016/j.cgh.2013.07.001. Intestinal permeability defects: Is it time to treat? Matthew A. Odenwald and Jerrold R. Turner Department of Pathology, The University of Chicago Abstract 
  3. Nutrients. 2015 Feb 27;7(3):1565-76. doi: 10.3390/nu7031565. Effect of gliadin on permeability of intestinal biopsy explants from celiac disease patients and patients with non-celiac gluten sensitivity. Hollon J1, Puppa EL2, Greenwald B3, Goldberg E4.
  4. Lactobacillus GG restoration of the gliadin induced epithelial barrier disruption: the role of cellular polyamides. Orlando A, Linsalata M, Notarnicola M, Tutino V, Russo F1.
  5. A. Lerner, T. Matthias / Autoimmunity Reviews 14 (2015) 479–489

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ADVERTENCIA: No se publicaran comentarios irrespetuosos hacia el autor ni hacia el resto de participantes que hayan expresado sus opiniones. Por favor, participa de forma constructiva incluso si no estás de acuerdo con el contenido de la entrada. Tus aportaciones pueden ser muy valiosas y hacernos ver las cosas desde otro punto de vista.

Por cuestiones de tiempo y por la dificultad clínica de aconsejar sobre problemas personales desde internet sin conocer bien la historia completa de cada persona, los comentarios sobre problemas personales pueden no ser contestados. Son preferibles las consultas sobre dudas respecto al contenido de la entrada.