lunes, 22 de febrero de 2016

Cuándo crees que haces lo mejor para tu hijo y en realidad le estás perjudicando. Riesgos de las dietas alternativas para bebés, niños y adolescentes


A propósito del niño crudivegano. 
Trailer documental Rawer (Más crudo)


La obsesión por la salud y las creencias pseudocientíficas son una mezcla explosiva y peligrosa que puede llevarnos a poner en peligro no sólo nuestra vida (para lo cual uno es libre de hacer lo que estime más oportuno) sino la vida de los que dependen de nosotros, en especial la de nuestros hijos.

Éste es el caso de los protagonistas del documental RAW y su secuela RAWER comentados en este artículo de El Pais que hoy he leído aunque sea de hace 2 años.

Se trata de un caso extremo ya que generalmente situaciones como éstas se suelen reconducir cuando los progenitores comienzan a ver los efectos perjudiciales de determinados tipos de dietas sobre sus hijos. Casi ningún médico diría, así a simple vista, que esta mujer con su cara consumida y sin reservas de grasa goce de una excelente salud con la dieta que sigue. Pero aún más difícil es reforzar la idea de que esta misma dieta es la mejor para su hijo cuando su crecimiento está retrasado en hasta 12 cm respecto al que le tocaría por su sexo y la estatura de sus progenitores al final de su periodo de desarrollo.

Dietas alternativas (y dietas poco saludables) en la infancia

Es fácil llevar una dieta crudivegana y decir que no te afecta a tu salud cuando la comienzas después de completar tu desarrollo y ya eres un adulto, pero hacer experimentos con un niño es algo peligroso que no se debería hacer, tanto por defecto como por exceso, es decir aquellos que sobrealimentan a sus hijos con bebidas azucaradas, alimentos hipercalóricos, bollería, hamburguesas y patatas fritas, y/o falta de alimentos vegetales o pescado, y los convierten en obesos mórbidos cuando son adultos tienen el mismo "delito" que la señora del documental eligiendo una dieta que no satisface las necesidades nutricionales de su hijo.

Resulta paradójico que una madre/padre intentando ofrecer lo mejor para la salud de su hijo acabe perjudicándole de un modo que puede ser irreversible para toda su vida. 

Situaciones como ésta las podemos encontrar con los padres que se niegan a que sus hijos consuman leche, a que coman gluten o cereales, pescado por miedo al mercurio, los que deciden no vacunarles, los que les tratan con homeopatía y dejan de ofrecerles tratamientos necesarios a sus hijos (digamos que no pasa nada por darles homeopatía porque a día de hoy los datos nos dicen que simplemente es un placebo, pero si dejas de ofrecerle un tratamiento necesario para una enfermedad grave a una persona entonces si que caba siendo peligrosa) o los que siguiendo dietas milagrosas o teorías pseudocientíficas, y guiados normalmente por una obsesión por la salud, la desinformación que nutre un miedo injustificado a que sus hijos enfermen por estas causas sin soporte científico, acaban perjudicando a sus hijos cuando lo que quieren es lo mejor para ellos.

Casos desafortunados como el del niño no vacunado muerto por difteria el año pasado en Cataluña, o el de este niño que desarrolló escorbuto con 11 meses de edad por alimentarse de  un preparado de leche de almendras en vez de de fórmula que es del mes de enero de este año 2016, son un goteo constante de casos en los que la desinfromación puede hacer daños irreparables en la salud de los niños.

Un apunte sobre este último caso, las "leches" o licuados vegetales no son sustitutos adecuados de la leche materna o la leche de fórmula durante la niñez, y presentan propiedades nutricionales muy diferentes. Son sanas dentro de una dieta equilibrada que aporte calcio, vitamina D y proteínas por otras fuentes de alimentos, pero no sustitutos de los lácteos.

El niño tiene necesidades nutricionales diferente al adulto

Resulta importante tomar conciencia de que un niño NO ES COMO UN ADULTO en pequeñito. Un niño tiene unas necesidades especiales respecto a su nutrición diferentes a las nuestras, necesidad de calcio, grasas, proteínas, calorías en la dieta, vitaminas sólo presentes en productos animales como B12 o la vitamina D, u otras de difícil sustitución por fuentes vegetales como los ácidos grasos omega 3 importantísimos para el desarrollo neurológico o la salud cardiovascular.

¿Y por qué? Pues porque está en un periodo de crecimiento y desarrollo de órganos y sistemas,  sobre todo en los periodos de crecimiento rápido de los primeros años de vida y la pubertad, donde una dieta inadecuada puede dejar secuelas para toda la vida (bajo peso, deformidad de huesos, osteoporosis, debilitamiento de la salud en general, déficit en el desarrollo neurológico o visual, obesidad etc etc etc ) que no podrán ser recuperadas nunca una vez acabado el proceso del desarrollo.

En este blog intento dar respuesta, dentro de mi conocimiento y queriendo ser lo más objetivo posible, a algunas de estas creencia erróneas sobre la salud, la nutrición, las dietas milagrosas, los alimentos que son o no perjudiciales, la leche, los cereales, el glutenlas vacunas etc etc etc para que las personas puedan tomar decisiones correctamente informadas y no dejarse engañar por las modas sobre alimentación y salud basadas en teorías pseudocientíficas. Normalmente los cambios radicales suelen no ser los más saludables.

Infórmate de fuentes de reconocido prestigio científico cuando escuches propuestas milagrosas y desconfía de  los gurús de la salud alternativa que van acompañados de marketing, libros, terapias registradas, seminarios, líneas de comida, tiendas on line etc etc etc.... en especial si no son médicos o sanitarios. Existe alguna excepción pero son las mínimas. Hoy en día cada vez más médicos de familia (Dr. Casado, Dra. Puig Soler, Dr. Reviriegoel Dr. Jordi Mestre (@jmestreslucero) y @la Dra. Iris Alarcón (irisalarconb)  y su ÁgoraMédica Médicos Críticos como el Dr. Javier Padilla @medicocritico o Rafael Bravo (@rafabravo) y su famoso y pionero blog Primum Non Nocere y muchos otros), pediatras como la  Dr. Amalia Arce y su diario de una mamá pediatra o la neuropediatra la  Dra. María José Mas (@MasTwitts)  y su blog Neuronas en Crecimiento, dermatólogos como la Dr. Rosa Taberner (@rosataberner) y su dermapixel,  nutricionistas como @juan_revenga y su blog el nutricionista de la general, alergólogos como la Dra. Pilar Cots o blogs sobre seguridad del paciente como  Sano y Salvo (@sanoysalvoblogabren sus blogs para compartir la información que tenemos con todos vosotros y resolver vuestras dudas. Úsanos y confía en nosotros y siempre busca sellos de calidad científica como Web Médica Acreditada, HONCode o Web de Interés Sanitario, entre otros.



Alimentos crudiveganos


A propósito de dietas crudiveganas

Otro días hablaremos sobre dietas crudiveganas más a fondo, pero sólo 1 apunte. Como ya vimos en esta entrada, las dietas veganas ya suponen un riego de déficit nutricionales para al salud de adultos y niños y dependen de suplementos nutricionales para ser completamente equilibradas.

Las dietas crudiveganas estrictas son absolutamente inadecuadas (para todos pero en especial para niños) ya que restringen el consumo de la única fuente de proteínas de los veganos, las legumbres y cereales. A mi me encanta un buen plato crudivegano, pero igual de saludable es una ensalada que un entrecot de ternera porque ambos son necesarios para una correcta nutrición, lo que hace insalubre a un alimento es la cantidad y la frecuencia con lo que lo comemos. Una ensalda la hemos de comer a diario y un entrecot sólo cada 1 ó 2 semanas, según sea el resto de nuestra dieta.

En cambio una dieta ovolacteovegetariana o piscivegetariana puede ser correcta desde el punto de vista nutricional para todas las edades si se tienen estas precauciones que se explican en este artículo de revisión sobre dietas vegetarianas en la infancia y la adolescencia o en las dos entradas que he escrito sobre este tema para adultos:
Y como ya sabéis, mi opción personal es la dieta predomiantemente vegetariana pero que incluya lácteos, huevos y pescado, y de tanto en tanto un poco de carne.

Más información

3 comentarios:

  1. Muy interesante, no solo esta entrada sino todas las que he leído hasta ahora, unas cuantas. No se si será oportuno preguntarlo en esta entrada pero necesito aclararme con lo que es exactamente una dieta baja en fibra recomendada por el médico por una diverticulitis. ¿Eliminamos por completo los vegetales o hay algunos que por tener menos fibra o tipo de fibra si puede incluirse en pocas cantidades? He buscado por internet, hay un poco de confusión con el tema, ya que suelen confundir diverticulosis (que parece necesitar dieta alta en fibra) con diverticulitis. Después del alta, como llevaba sólo un día comiendo sin suero y teniendo en cuenta que desde el principio va muy poco al baño y hace muy poca cantidad aunque liquida, tengo mucho miedo con lo que darle de comer y empeorar la situación. Tengo miedo a que se obstruya, o empeore o no se.
    Gracias por el blog, es de mucha ayuda. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chu,

      Gracias por el comentario. Te contesto aquí a nivel general.

      La diverticulitis es una inflamación de un divertículo del colon que generalmente se asocia a cierto grado de sobreinfección del divertículo y suele requerir antibióticos y una dieta sin fibra para dejar descansar al colon. Las diverticulitis se dan en personas que presentan ya de base diverticulos en el colon y por tanto tienen diverticulosis (tu tienes las dos cosas seguramente). Por tanto hay que diferenciar dos cosas:

      1. la dieta durante el episodio de divrticulitis (como el tuyo) que ha de ser baja en fibra.

      2. la dieta una vez superado el episodio de diverticulitis, que ha de ser rica en fibra ya que la fibra ayuda a mejorar los síntomas de los diverticulos y hace como de limpieza reduciendo el riesgo de nuevos episodios de diverticulitis.

      No tengas miedo, cuando te encuentres mejor puedes comenzar a introducir alimentos con fibra como cereales integrales , fruta y verduras.

      Aquí puedes encontrar información sencilla y fiable sobre este tema https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000192.htm

      Un saludo

      Eliminar
  2. Muchas gracias por responder tan rápido, se agradece mucho la ayuda, sobre todo cuando se está apurado y no se sabe bien por donde ir.
    Un saludo

    ResponderEliminar

ADVERTENCIA: No se publicaran comentarios irrespetuosos hacia el autor ni hacia el resto de participantes que hayan expresado sus opiniones. Por favor, participa de forma constructiva incluso si no estás de acuerdo con el contenido de la entrada. Tus aportaciones pueden ser muy valiosas y hacernos ver las cosas desde otro punto de vista.

Por cuestiones de tiempo y por la dificultad clínica de aconsejar sobre problemas personales desde internet sin conocer bien la historia completa de cada persona, los comentarios sobre problemas personales pueden no ser contestados. Son preferibles las consultas sobre dudas respecto al contenido de la entrada.