viernes, 17 de junio de 2016

Festivales seguros para tus oídos usando tapones auditivos: SONAR a salvo!



Escuchar música alta como la de los conciertos y y festivales o a través de auriculares puede ocasionar sordera.  Utilizar tampones es un método sencillo para reducir el impacto de la música alta en la salud de nuestros oídos y mantener nuestra audición sana el máximo de tiempo posible.


Vuelve el festival SÓNAR de Barcelona en su 23 edición y yo como fiel asiduo a este festival de música electrónica, arte multimedia, creatividad y tecnología que durante 3 días trae a mi ciudad lo mejor del panorama musical internacional, me encuentro en la disyuntiva entre disfrutar del la música y el no quedarme sordo al final del verano. Este año por fin me he acordado de coger mis tapones para los oídos (los rulos de servilletas o pañuelos de papel no sirven de nada) porque para ser un festivalero sano no solo tenemos que tener cuidado con lo que bebemos y tomamos sino también con la salud de nuestros oídos. 

La OMS estima que los adolescentes y jóvenes de entre 12 y 35 años de países de ingresos medios y altos, casi el 50% están expuestos a niveles de ruido perjudiciales por el uso de dispositivos de música personales como teléfonos inteligentes o reproductores de mp3, y en torno al 40% debido a la música de clubes, discotecas y bares.

Imagen propia. Ilustrandolasalud.tumblr.com


La OMS estima que el umbral a partir del cual el ruido puede acabar siendo perjudicial es de los 55 decibelios (dB)El daño que puede causar la música en el los oídos depende de distintos factores como el volumen de la música, el tiempo que estemos escuchandola seguida, lo cerca que nos encontremos de los altavoces y de factores individuales de susceptibilidad o hereditarios. A partir de los 55 dB, a mayor volumen menor será el tiempo necesario para el ruido acabe perjudicando nuestra salud, por ejemplo:
  • Para el ruido del tráfico a unos 85 dB se considera seguro aguantarlo por 8 horas,
  • Sin embargo una moto a 95 dB la podemos soportar por 45 minutos,
  • Y un concierto o festival a 120 dB tan solo 28 segundos!!

Por encima de estos tiempos podemos comenzar a notar efectos sobre la salud que pueden ser transitorios o definitivos ya desde el principio o de manera progresiva. Están en especial riesgo de padecerlo las personas que viven en sitios ruidosos, trabajan en clubs nocturnos, músicos trabajadores expuestas a ruidos intensos, personas que utilizan auriculares con un volumen alto, asiduos clubs y conciertos, y festivaleros como nosotros.

El ruido y la música elevada son una causa frecuente de pérdida de audición progresiva a lo largo de la vida. Además de la sordera pueden producir también acúfenos, un pitido en el oído continuo que en algunas personas puede resultar muy molesto e invalidante. También es causante de otros síntomas y enfermedades sobre todo de la esfera psicológica como irritabilidad, depresión, estrés o influir en la calidad de nuestro sueño generando insomnio.

Tiempos máximos de exposición segura a distintos tipos de ruidos
Fuente OMS


En definitiva, si te vas al SÓNAR u otros festivales ten encuesta que:

  • Es importante que cuando acudas a festivales y conciertos utilices tapones para los oídos de espuma de farmacia o de protección especial para trabajadores. En casos de exposición mantenida pueden ser mejor los hechos a medida.
  • Colócate en sitios donde el volumen de música no sea excesivamente alto, evita estar en frente del altavoz !!
  • Descansa cada cierto tiempo en zonas donde el sonido sea más bajo a ser posible en espacios abiertos para dar un poco de respiro a tus células auditivas que están trabajando a pleno rendimiento.
  • Después de asistir a un concierto / festival / sesión de club nocturno deja al menos 24 horas de descanso a los oídos sin ruido para que se recuperen.
  • El consumo de alcohol u otras drogas puede hacer perder la percepción del nivel de sonido que soportan nuestros oídos y acarrear lesiones sin que nos demos cuenta. Tenlo en cuenta! Aunque no lo notas tus oídos sufren!
  • Existen aplicaciones móviles que te permiten medir los decibelios de la música y el ruido que hay a tu alrededor. Utilízalas para tener una idea aproximada.
  • Si eres asiduo a los festivales, conciertos o clubs, realízate audiometrias con regularidad para detectar precozmente déficits auditivos.
Y por último un mensaje para los organizadores de festivales, determinados niveles de sonido deberían estar prohibidos, y como organizadores hay un cierto grado de responsabilidad en los efectos de la música elevada que ponen en sus festivales. Una cierta limitación o al menos señalización sería bienvenida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ADVERTENCIA: No se publicaran comentarios irrespetuosos hacia el autor ni hacia el resto de participantes que hayan expresado sus opiniones. Por favor, participa de forma constructiva incluso si no estás de acuerdo con el contenido de la entrada. Tus aportaciones pueden ser muy valiosas y hacernos ver las cosas desde otro punto de vista.

Por cuestiones de tiempo y por la dificultad clínica de aconsejar sobre problemas personales desde internet sin conocer bien la historia completa de cada persona, los comentarios sobre problemas personales pueden no ser contestados. Son preferibles las consultas sobre dudas respecto al contenido de la entrada.