domingo, 30 de octubre de 2016

Me duele la planta del pie al caminar ¿Qué puedo hacer para mejorar la fascitis plantar? (o mal llamados espolones)

Fascitis plantar. Fuente de la Imagen blogdetrail

El dolor en la zona del talón y parte media de la planta del pie es una síntoma frecuente en atención primaria que la población general atribuye erróneamente a un espolón en el hueso calcáneo pero que no tiene que ver con la existencia o no de calcificación de la inserción de la fascia plantar. De hecho la mayoría de las personas que tienen espolones no tienen dolor. Algunas circunstancias como el sobrepeso, los micro traumatismos de repetición en deportistas, runners o personas que están mucho tiempo de pie, cambios de calzado o de rutina deportiva, o anomalías en la forma del pie como los pies planos o cavos pueden sobrecargar esta fácil produciendo lo que llamamos una fasciitis plantar.


La fascia plantar 

La fascia plantar es una estructura aponeurótica que se inserta en el hueso del talón (calcaneo) y discurre hasta insertarse por la parte anterior en la cabeza de los metatarsianos. Tiene la función de mantener la estructura de bóveda longitudinal de la planta del pie (el puente) y absorber las fuerzas producidas por el apoyo del pie.

El síntoma principal de la fasciitis plantar es el dolor en la parte posterior de la planta del pie, en especial en los primeros pasos del dia o después de hacer deporte o esfuerzo.

Más que inflamación degeneración del colágeno

En los últimos años se habla más que de inflamación de la fascia, de una degeneración del colágeno de esta misma, ocasionada por microtraumatismos de repetición, por lo que el efecto de los antinflamatorios puede no ser tan importante en el tratamiento.

La tendencia natural de la fascitis plantar es a la resolución espontanea aunque ello puede tardar meses en suceder en muchos casos. En general las medidas conservadoras y la rehabilitación son los tratamientos con mejores resultados a largo plazo y menos efectos secundarios, siendo las inflitraciones o los tratamientos quirúrgicos reservados sólo para casos rebeldes al tratamiento


Tratamiento de la fascitis plantar

La American Academy of Pediatric Sports Medicine propone distintos tratamientos según el estadio (2)(1):
  1. Estadio inicial: medidas higiénicas, frío, antinflamatorios. vendaje funcional y plantilla/talonera estándar o hecha a medida. Todo ello combinado con un programa de estiramientos de la fascia plantar y tendón de Aquiles. 
  2. Estadio intermedio: taloneras, ortesis nocturna e infiltración con corticoides. 
  3. Estadio avanzado: ondas de choque extracorpóreas, inmovilización con botín de yeso o fibra de vidrio y fasciotomía quirúrgica.

Las medidas higiénicas conservadoras

  1. Busca algún desencadenante como un nuevo zapato o una nueva actividad física y elimínalo.
  2. Inicialmente haz reposo relativo. No hace falta quedarse en casa o en casa pero si evitar la sobrecarga mecánica y actividades que emperan el dolor.
  3. Utiliza zapatos de suela de goma (1).
  4. Baja de peso si eres obeso.
  5. Aplica hielo después de haber caminado o hecho actividad física al volver a casa.

Vendajes funcionales y ortesis

Con el Vendaje funcional se busca aumentar el arco plantar para así relajar la fascia, lo podría realizar un fisioterapeuta, medico o enfermera entrenado para ello. En este vídeo se explica como proceder a su colocación y puede ser una primera medida que resulte eficaz en muchos casos.


Miembro inferior. Tobillo y pie: Fascitis plantar. AMF 2008;4(5):278-292 


Las ortesis y plantillas, hay de distintos tipos:
  • Ortesis nocturnas: evitan la flexión del pie para mantener estirada la fascia y el gemelo. Su efectividad es limitada aunque parecen ir bien en pacientes como dolor de mas de 6 meses de evolución
  • Las taloneras: también de efectividad contradictoria, ya sean fabricadas a medida o prefabricadas. Siempre han de ir acompañadas de ejercicios de estiramientos.


Fisioterapia básica

Es probablemente la medida más importante para resolver el problema. Incluyen varios ejercicios:
  1. Movilizar los tejidos blandos de la planta del pie con presión sobre los puntos dolorosos d ella musculatura de la planta utilizando el propio peso y apoyando el pie sobre una pelota de goma.
  2. Estiramientos de la fascia plantar que provoquen sensación de tirantez pero no de dolor. Para ello estando de pie, se apoyan los dedos del pie contra una pared vertical de un escalón. Después flexionar la rodilla lentamente manteniendo los dedos del pie en la pared, evitando la rotación del pie (promoción) y manteniendo el arco de la planta del pie durante todo el estiramiento. Se puede realizar también de rodillas como e explica en el siguiente vídeo
  3. Ejercicios para el mantenimiento del arco longitudinal del pie  
  4. Estiramientos del gemelo (tríceps sural)
  5. Movimientos de la articulación del tobillo para aumentar su movilidad.
Podeis ver 5 sencillos ejercicios en este vídeo de Fisioterapia para ti


Tratar factores predisponentes para la fasciitis plantar

Es importante buscar factores predisponentes que perpetúan el problema y corregirlos como pueden ser dismetrías funcionales o estructurales de los miembros inferiores, pie plano o cavo, actividades deportivas excesivas o inadecuadas, calzado inadecuado demasiado duro...

Tratamientos quirúrgicos o mas avanzados

En los casos resistentes a los tratamientos anteriores y de larga evolución se pueden plantear opciones quirúrgicas o ablativos como Ondas de choque extracorpóreas de alta energía la Fasciotomia quirúrgica

¿Y las Infiltraciones con corticoides? 

No deberían ser la primera opción debido a sus pocos pero posibles efectos secundarios. Mejoran el dolor a corto plazo pero a largo plazo no presenta diferencias con otras técnicas. Puede ocasionar rotura de la fascia por debilitamiento aunque es poco frecuente y que se suele recuperar en 3-4 semanas.

Deberían usarse como 2º escalón cuando falla la fisioterapia y el resto de tratamientos conservadores o cuando el dolor es muy fuerte.

No sólo fascitis plantar: otras causas de dolor en el tercio posterior de la planta del pie

Aunque lo más frecuente es la fascitis, existen otras causas que pueden producir dolor en la parte media y posterior de la planta del pie, éstas incluyen fracturas por estrés del calcaneo, bursitis, entesopatias sistémica, atrapamientos o patologías nerviosas entre otras.

Más información

Podeis encontrar un documento con información y ejercicios de rehabilitación para la fascitis plantar autoadministrables en el blog Traumatología Hellín directamente en este enlace y en los siguientes documentos de referencia de esta entrada:
  1. Tratamiento de la Fascitis Plantar. Monografico de traumatismos partes blandas. AMF 2008;4(5):278-292
  2. Pribut SM. Current approaches to the management of plantar heel pain syndrome, including the role of injectable corticosteroids. J Am Podiatr Med Assoc. 2007;97:68-74.
  3. REVISIÓN BIBLIOGRAFICA DE LA FASCITIS PLANTAR
MF 2008;4(5):278-292

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ADVERTENCIA: No se publicaran comentarios irrespetuosos hacia el autor ni hacia el resto de participantes que hayan expresado sus opiniones. Por favor, participa de forma constructiva incluso si no estás de acuerdo con el contenido de la entrada. Tus aportaciones pueden ser muy valiosas y hacernos ver las cosas desde otro punto de vista.

Por cuestiones de tiempo y por la dificultad clínica de aconsejar sobre problemas personales desde internet sin conocer bien la historia completa de cada persona, los comentarios sobre problemas personales pueden no ser contestados. Son preferibles las consultas sobre dudas respecto al contenido de la entrada.