martes, 4 de marzo de 2014

¿Existe un consumo saludable de alcohol? Consumo de riesgo, consumo perjudicial, beneficios y perjuicios

¿Qué ocurre con la Ginebra que está tan de moda?
¿Cuántas cervezas, vinos o Gintonics puede beber una persona sin que le haga daño? Esta pregunta estrella me la hacen con frecuencia amigos y los pacientes más jóvenes cuando llegan el fin de semana o les pregunto sobre cuánto alcohol consumen. Pues bien, hoy intentaré explicarlo a ver si encontramos la forma de que podamos aprovechar los beneficios (si es que los tiene) del consumo moderado ligero de alcohol evitando los perjuicios (que claramente los tiene) del consumo moderado o alto del mismo. También veremos que no es lo mismo tomar vino, cerveza o destilados.

Unidades básicas estándar de alcohol (UBE)

¿Cómo podemos medir de forma simplificada la cantidad de alcohol que consumimos con cada bebida? La unidad básica estándar  de alcohol (UBE) es una forma de medir los gramos de alcohol consumidos por cada tipo de bebida con el fin de simplificar el cálculo de consumo de alcohol y detectar a consumidores con un patrón de consumo de mayor riesgo para su salud. Una UBE corresponde a 10 gr de alcohol puro. Para calcular debemos usar la siguiente fórmula (1).

Gramos de alcohol = cc de bebida x graduación x 0,8 / 100.

Los alcoholes fermentados tienen una graduación menor.  La cerveza entre 4-6º (algunas más), la sidra 5º y el vino entre 10-13º. Los destilados (Ginebra,Vodka, Whisky, Tequila, Ron...) oscilan entre 30-50º. Para simplificar 1 UBE corresponde a una caña de cerveza, un vaso pequeño o copa de vino o a un carajillo, mientras que un cubata o combinado y una copa de whisky equivale a 2 UBE cada una.

Unidades de básicas estandar de alcohol
Además 1 litro de cerveza corresponderían a 5 UBE, 1 litro de vino a 10 UBE y 1 litro de alcohol destilado a 40 UBE

=>

¿Cuál es el consumo de alcohol de riesgo?

La OMS considera un consumo de alcohol de bajo riesgo (que no beneficioso) de esta manera (2):
  • Para hombres: hasta 28 UBE a la semana y máximo 4 UBE al día.
  • Para mujeres: hasta 17 UBE a la semana y máximo 2 UBE al día.
Por encima de estas cantidades se considera Consumo de alcohol de alto riesgo.
En realidad estas cantidades son mucho más elevadas de lo que sería lo ideal, pero marcan el límite a partir del cual el consumo de alcohol es claramente perjudicial y da problemas a largo plazo, y ha de quedar claro que un consumo inferior, aunque sea de bajo riesgo, sigue implicando riesgos y no necesariamente es beneficioso. En realidad el resumen de esta entrada sería este:
  • Se aconseja no sobrepasar las 17 UBE en hombres y 11 UBE en mujeres a la semana (3), evitando el consumo intensivo de alcohol aislado y descansando al menos 2 días a la semana. 
No sólo cuenta el consumo semanal, si no también el diario, ya que si excedemos el límite de consumo diario hay mucho más riesgo de efectos perjudiciales distintos órganos como el hígado o el cerebro, aumento de la tensión, riesgo de infarto agudo de miocardio e ICTUS etc etc. No vale consumir el fin de semana 10 UBEs (10 cervezas o 5 cubatas) y el resto de la semana no tomar nada para compensar, también es dañino este patrón de consumo puntual o de fin de semana.
  • El Consumo Intensivo de Alcohol, es el consumo en un solo día de 6 ó más UBE en hombres y 5 ó más UBE en mujeres, el cual resulta especialmente tóxico y con riesgo de hepatitis aguda y daños en otros órganos.
  • El Consumo perjudicial es cualquier consumo que ya está afectando a la salud de la persona porque presenta: 
    • Temblor de manos al día siguiente de consumir 
    • Hígado aumentado tamaño
    • Olor a alcohol en el aliento
    • Afectación del Estado de ánimo ( depresivos , ansiosos u otros)
    • Aumento de transaminasas (ALT / AST , GGT, FA
    • Aumento de VCM ó colesterol y/o triglicéridos o ácido úrico
    • Disminución de vitamina B1, B6 ó B12
    • Dependencia al consumo de alcohol

Además hay que tener en cuenta que cualquier consumo de alcohol se considera de alto riesgo en mujeres embarazadasmenores de 18 años, pacientes que consumen medicamentos que interfieren con alcohol o que sean tóxicos para el hígado (por ejemplo el paracetamol o los antiinflamatorios) y con problemas hepáticos (hepatitis, cirrosis, pancreatitis...), conductores o usuarios de maquinarias peligrosas y personas con antecedentes familiares o personales de alcoholismo.

Especialmente recalco lo de los menores de 18 años ya que el consumo de alcohol que se hace en esas edades suele ser generalmente de borrachera de fin de semana, cubatas y chupitos, que ya de por si es tóxica y perjudicial, y al que se suma el efecto sobre el normal desarrollo aun inacabado de la mayoría de los órganos, especialmente sistema nervioso y de la personalidad.

¿Por qué las mujeres pueden beber menos alcohol que los hombres?

No se trata de una recomendación de un grupo de expertos machistas, si no de factores metabólicos y genéticos que hacen que la mujer metabolice más lentamente el alcohol favoreciendo el efectos tóxico del mismo. Muchos diréis, "pues yo tengo una amiga que no se emborracha ni a tiros" y es verdad, el consumo continuado de alcohol favorece la tolerancia a la borrachera, pero los efectos negativos siguen siendo los mismos ya que dependen de la dosis y no de la capacidad de emborracharte.

Si consumes alcohol o crees que puedes tener dependencia o algún tipo de problema con el alcohol (y si no también) haz este sencillo test que valorar el riesgo de dependencia al alcohol (Test AUDIT).


¿Cuales son los efectos perjudiciales del alcohol?

El consumo crónico o puntual intenso de alcohol se relaciona claramente con múltiples enfermedades, entre ellas destaco la hepatitis alcohólica y el hígado graso, cirrosis, aumento de triglicéridos, ácido úrico, pancreatitis agudas y crónicas, cáncer de boca, esófago, estómago, colon o vejiga (posiblemente también mama) (4), hipertensión arterial y enfermedad cardiovascular (incluido el ICTUS y el infarto de miocardio), síndrome de dependencia al alcohol con los consiguiente trastornos del comportamiento y deterioro social, familiar y laboral que esto implica, síndrome de abstinencia, trastornos psiquiátricos como el delirium tremens, encefalopatia alcohólica, depresión y ansiedad, y déficit de vitaminas y otros déficits nutricionales. Se puede consultar el informe completo de los efectos sobre la salud del alcohol de la OMS en este enlace (4). Muchos de sus efectos negativos se deben a un metabolito llamado acetaldehido que es tóxico y cancerígeno para el organismo.

Efectos del consumo crónico de alcohol

Alcohol + cocaína + ketamina + GHB + pastillas para dormir. "Policonsumismo"

En el ocio nocturno (o diurno) con frecuencia se enfrenta a la mezcla de sustancias que multiplican la toxicidad de cada una de ellas por separado. Una pincelada, mezclar alcohol y cocaína resulta especialmente tóxica por las sustancias que se generan por su interacción, y que multiplican por 20 la mortalidad asociada al uso de la cocaína (infartos e ICTUS especialmente) (5). La combinación de alcohol con otras sustancias depresoras como la Ketamina o el GHB (mal llamado éxtasis líquido) está especialmente desaconsejado porque aumentan los riesgos de pérdida de conocimiento, intoxicación, coma, parada cardiorespiratoria, muerte o daños neurológicas (los temidos chungos de bote o keta), así como  la mezcla con ansiolíticos e hipnóticos (pastillas para dormir). Evita su consumo o al menos evíta las mezclas.



¿Son todos los alcoholes igual de perjudiciales?

Algunos habréis echado cuentas y pensareis que os podéis tomar unos chupitos cada día y tener un consumo de bajo riesgo (insisto, que no beneficioso). Pero esto no es así de sencillo por varios motivos:
  • Aunque una copa o un chupito tenga el mismo contenido en alcohol que una caña o una copa de vino, el alcohol destilado es mucho más irritante y tóxico para el tubo digestivo (boca, esófago, estómago e intestino), para el cerebro e hígado (resaca) y se ingiere a una velocidad mayor y tiempo entre repetición de dosis menor. Además no aporta ninguna sustancia beneficiosa al cuerpo, es sólo tóxico a diferencia por ejemplo del vino. Hay estudios demuestran como el consumo ligero-moderado de alcohol destilado incrementa el riesgo de muerte por cualquier causa, mientras que el vino lo disminuye. (6) La cerveza estaría en una posición intermedia. Por lo tanto no son equiparables al daño que producen.
  • Es importante recalcar que un consumo de bajo riesgo no es lo mismo que consumo beneficioso. Podemos leer en el excelente post sobre los Perjuicios del alcohol del blog "El nutricionista de la general"  (@juan_revenga) los efectos perjudiciales a los que se asocia el alcohol y como la OMS no reconoce ningún tipo de consumo beneficioso de alcohol. Personalmente respeto y respaldo la opinión de la OMS y de @juan_revenga, aunque se podría matizar un poco como veremos más adelante.

¿Existe un consumo beneficioso de alcohol?

El alcohol es una droga con capacidad adictiva, tóxica y que causa importantísimos problemas de salud física, mental y social en todo el mundo. No se puede promocionar una sustancia con este potencial como saludable ya que incitaría al abuso a nivel poblacional. Como hemos visto, no todos los tipos de alcohol tienen el mismo efecto. Los beneficio del consumo ligero de alcohol no sólo se deben al efecto de el alcohol en el organismo, el cual es escaso mas allá de la reducción de la tensión que produce por vasodilatación periférica, sino principalmente a los polifenoles y otras sustancias antioxidantes que acompañan especialmente al vino tinto (aunque también en menos cantidad en el blanco y el cava), y que no se encuentran en los alcoholes destilados ni en la cerveza. Hay evidencias de que el vino tinto en pequeñas dosis puede reducir el riesgo de algunos tipos de canceres, reducir el colesterol malo y aumentar el bueno, diminuir la tensión arterial, el riesgo cardiovascular y la mortalidad general (7).

Fotografia : http://www.lariojana.com.ar/site/wp-content/uploads/2013/09/corazon.jpg

El efecto del vino tinto en la salud: La paradoja Francesa

Cualquiera que tenga un novio/a francés/a o que haya viajado a Francia alguna vez y haya disfrutado de su comida, se habrá dado cuenta de que consumen gran cantidad de grasas en forma de mantequilla, embutidos, carnes y quesos. Cabría esperar un aumento de enfermedades cardiovasculares debido a esta dieta alta en colesterol, pero se ha visto que esto no sucede y que tienen un riesgo cardiovascular similar al de otros países con dieta mediterránea y menos consumo de grasas. La razón de esta protección extra de los franceses está en el vino tinto. La comisión europea está investigando la forma de obtener el beneficio del vino tinto sin los perjuicios del alcohol mediante el proyecto PARADOX, un aditivo obtenido de los restos (pieles y huesos) de las uvas usadas para hacer el vino. Podéis ver más información en este enlace de la web de la CE. Ya veremos como se materializa pues seguro que hay grandes intereses comerciales en este tema y además tenemos la experiencia de que con frecuencia los suplementos no producen el mismo efecto que el alimento completo (por ejemplo el pescado y los suplementos de omega 3-6) , pero mientras tanto, a parte de comer uvas y beber mosto sin alcohol, ¿vamos a desperdiciar este beneficio del vino tinto? Yo creo que con educación y sentido común podemos llegar a consumir vino tinto de forma beneficiosa.


¿Cuánto engorda el alcohol?

Algo que preocupa mucho a algunas personas es cuantas calorías tiene una cerveza, un cubata o una copa de vino y cuanto nos engorda el alcohol. Algunas personas beben vino porque creen que engorda menos que la cerveza, pero a igualdad de unidades de alcohol, tienen las mismas calorías. Cada gramo de alcohol aporta 7 kilocalorías (Kcal) , por lo que
  • Caña 200 cc: 70 kcal.
  • Lata de cerveza: 105 kcal.
  • Copa de vino de 100 cc: 70 kcal.
  • Carajillo de 25 ml: 70 kcal
  • Vermut de 100 ml: 140 kcal.
  • Copa de coñac de 50ml: 140 kcal.
  • Combinado 50 ml: 245 KCal (140 kcal por el alcohol más 105 Kcal del refresco por ejemplo 250ml de Coca Cola).
  • Un whisky de 50 ml: 140 kcal.
Fuente calorías: El Pais, basado en  Guía de etiquetado nutricional FDA y Guía básica para abordar el abuso del alcohol de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria.

Conclusiones

Lo primero que hay que eliminar es la palabra moderación, pues es muy subjetivo y hace pensar siempre en consumo que desde el punto de vista de la salud es excesivo, ya que implica un consumo mayor que ligero pero menor que excesivo de cualquier alcohol. Prefiero llamarlo consumo ligero y definir bien las cantidades y el tipo.

Pienso que en adultos (mayores de 40 años por poner una edad aproximada) hasta un máximo de 2 copas de vino tinto al día en los hombres y 1 en la mujer y descansando al menos 2 días a la semana podría ser beneficioso, especialmente si vamos a comer alimentos graso de origen animal como la carne, los quesos curados y el embutido. El vino se debe tomar siempre durante las comidas y dentro de una dieta equilibrada de tipo mediterránea. No caigamos en el error de pensar que el fuet con vino es saludable y que podemos comerlo en mayor cantidad, esto no es así.

Los efectos beneficiosos del alcohol no se han visto en población adulta joven, resultan perjudiciales en los adolescentes, y desaparecen si se hace un consumo intensivo aunque sea una sola vez al mes.

Y aunque hay lobbies que pretenden equiparar el beneficio del vino tinto a la cerveza, su contenido en antioxidantes no se acerca al del vino tinto. Además la cerveza aumenta en mayor medida los triglicéridos, el ácido úrico y el peso. Podemos ver una crítica bien detallada en el post ¿Quién dice que es buena la cerveza?, de nuevo del blog "El Nutricionista de la General", en el se se analiza como la web del Centro de información de la cerveza llamada curiosamente "cervezaysalud", está financiada y creada por la industria cervecera, la cual reconoce, según @juan_revenga ,seleccionar y publicar sólo la información positiva de los estudios que hay sobre la cerveza y no publicar la negativa. Cuidado con las fuentes de información en internet.

http://estaticos02.elmundo.es/elmundosalud/imagenes/2009/12/03/1259831199_0.jpg
Fotografía: El Mundo Salud

Moverse entre los conflictos de intereses de la industria del alcohol (incluida la del vino tinto), las opiniones de los sanitarios o las de los nutricionistas que desaconsejan cualquier consumo para evitar el abuso es difícil, y posicionarse también pues requiere suficiente educación en el lector para comprender los matices de la recomendación. Como hemos visto, el alcohol tiene reconocidos efectos perjudiciales por un lado y algunos beneficiosos en dosis muy bajas cuando se toma en forma de vino por otro. Encontrar el equilibrio en una sociedad que relaciona el alcohol con ocio, reuniones de amigos, fiestas y celebraciones se antoja más bien difícil, pero no imposible si estamos bien informados y al menos nos mantenemos por debajo del límite de consumo de bajo riesgo de alcohol. Y por mucho que te cueste, vete olvidando del gintonic pues el alcohol destilado siempre es perjudicial.

Os aconsejo que leáis la breve guía para el consumo de alcohol de bajo riesgo de la Junta de Castilla y León para mantener el consumo a raya.

Por último, mi agradecimiento al blog El nutricionista de la general  @juan_revenga por dedicarme un poco de su tiempo en la conversación que tuvimos por twitter del viernes pasado sobre este tema. Sé que no coincidimos en algunos matices, pero en la diversidad de las opiniones se genera el debate más interesante. No he podido ser conciso como ves, y aún así me quedan muchas cosas en el tintero. Ya hablaremos de ellas otro día ;)



Puedes seguirme en          


Recursos e información para personas con consumo de riesgo de alcohol

  1. Canal Salut. Información sobre alcohol de la Generalitat de Cataluña
  2. Calculadora de consumo de alcohol Generalitat de Catalunya
  3. Línea Verda web y telefónica 900 900 540. De lunes a viernes de 9 a 21 horas. Información y asesoramiento sobre alcohol y otras drogas. Consultas anónimas via web.
  4. Alcohólicos anónimos España
  5. Infodrogas Energy Control Alcohol. ONG para la reducción de los daños ocasionados por el consumo de drogas.
  6. Recursos sobre alcohol y otras drogas. Ayuntamiento de Barcelona
  7. Centros de Atención y Seguimiento a las drogodependencias (CAS) y Servei d'Orientació sobre Drogas de la ASPB

Referencias

  1. ¿Cómo se calcula el consumo de alcohol. Ministerio de Sanidad de España
  2. Guia consumo de alcohol de bajo riesgo Junta de Castila y Leon
  3. Como actuar ante el consumo de alcohol. Plan nacional sobre drogas. Guía para profesionales de antención primaria
  4. Alcohol in the European Union. Consumption, harm and policy approaches WHO
  5. Alcohol Etílico (Etanol). Murciasalud.es 
  6. BMJ. 1995 May 6;310(6988):1165-9. Mortality associated with moderate intakes of wine, beer, or spirits. Grønbaek M1, Deis A, Sørensen TI, Becker U, Schnohr P, Jensen G.
  7. Ann Intern Med. 2000 Sep 19;133(6):411-9. Type of alcohol consumed and mortality from all causes, coronary heart disease, and cancer. Grønbaek M1, Becker U, Johansen D, Gottschau A, Schnohr P, Hein HO, Jensen G, Sørensen TI.
  8. Perjuicios del alcohol nutricionista de la general
  9. La paradoja francesa y proyecto PARADOX. Comisión Europea
  10. Quien dice que es buena la cerveza. Nutricionista de la general
  11. European Journal of Clinical Nutrition (2009) 63, 1143–1149; doi:10.1038/ejcn.2009.39; published online 24 June 2009 Beer consumption and the ‘beer belly’: scientific basis or common belief?

Fotografías:
  1. Fotos 1 y 2 Guia de consumo de alcohol bajo riesgo Junta Castilla Leon 
  2. Corazón tinto: http://www.lariojana.com.ar/site/wp-content/uploads/2013/09/corazon.jpg
  3. Bailarina con vino: http://estaticos02.elmundo.es/elmundosalud/imagenes/2009/12/03/1259831199_0.jpg


2 comentarios:

  1. El artículo me parece interesante. Si bien, he leído otras páginas web que si hacen referencia a beneficios del alcohol en el organismo si este se consume poco. Mi problema es que, si bien nunca he tomado alcohol (porque se el daño que pudiera hacerme), hoy probé tarta al whiskie y estoy arrepentido de eso (y tampoco me gusta, pero en el sentido de la salud, eso es secundario). Tiene poco alcohol pero no se si podría hacerme daño.

    ResponderEliminar

ADVERTENCIA: No se publicaran comentarios irrespetuosos hacia el autor ni hacia el resto de participantes que hayan expresado sus opiniones. Por favor, participa de forma constructiva incluso si no estás de acuerdo con el contenido de la entrada. Tus aportaciones pueden ser muy valiosas y hacernos ver las cosas desde otro punto de vista.

Por cuestiones de tiempo y por la dificultad clínica de aconsejar sobre problemas personales desde internet sin conocer bien la historia completa de cada persona, los comentarios sobre problemas personales pueden no ser contestados. Son preferibles las consultas sobre dudas respecto al contenido de la entrada.