¿Cigarrillos electrónicos para dejar de fumar? Ventajas, inconvenientes y peligros para la población no fumadora

¿Cigarrets electrònics per deixar de fumar? Avantatges, inconvenients i perills per a la població no fumadora



Actaulizaciones: Posicionamiento de la Agencia de Salud Pública de Barcelona sobre cigarrillos electronicos (8) Octubre de 2013 (enlace) Efectos secundarios de la glicerina inhalada y prohibición por el congreso de los diputados de su uso en lugares públicos cerrados Febrero 2014

En septiembre publicaba esta entrada con el nombre "Cigarrillos electrónicos, No gracias" a raiz de una pregunta de un lector sobre los cigarros electrónicos en el post "Aplicaciones móviles para dejar de fumar" que publiqué en agosto. Como en aquel momento no sabía mucho sobre ellos, basé mi postura en las recomendaciones de la OMS y del Comisión Nacional para la Prevención del Tabaco, así como las diferente sociedades médicas más implicadas (Cardiología, Neumologia - SEPAR...). Desde entonces he recibido críticas y comentarios de lectores que usan estos dispositivos con resultados dispares y, aunque las experiencias individuales no pueden ser tenidas en cuenta como evidencias de efectividad o no de los mismos, si me despertaron la curiosidad y decidí investigar un poco más sobre lo que se va publicando.

Comunicados oficiales sobre cigarrillos electrónicos

La OMS ha emitido un documento informativo en su web (1) sobre la falta de datos de seguridad, el riesgo de adicción y efectos secundarios de los cigarrillos electrónicos (e-cigarros) para las personas que no son consumidores de tabaco (incluidos niños, adolescentes o embarazadas) y por la presencia de varias sustancias químicas algunas con potencial cancerígeno para la población general, fumadora o no fumadora.

La Comisión Nacional para la Prevención del Tabaco también ha hecho publico su posicionamiento (2) advirtiendo literalmente: 
"Algunas marcas liberan cantidades detectables de nitrosaminas, compuesto cancerígeno que también se encuentra en el humo de los cigarrillos convencionales y muchos de ellos liberan dietilenglicol (usado también como anticongelante en los coches), propilenglicol o glicerina, por lo que no puede afirmarse que sólo liberan “vapor de agua”...además pueden tener el efecto adverso de impedir el cese definitivo del consumo de tabaco o animar a los mas jóvenes y a los exfumadores a probar estos nuevos productos al verse atraídos por los sabores y la falsa imagen de seguridad y de productos sanos. El cigarrillo electrónico no es un dispositivo eficaz para dejar de fumar. Por el contrario puede tener un efecto indeseable de retener a fumadores en el consumo de nicotina y en mantener la dependencia gestual del cigarrillo. El vapor de los cigarrillos electrónicos puede contener sustancias toxicas y nocivas para la salud y no deberían utilizarse en espacios públicos cerrados"

=>

Y qué opino yo a día de hoy?

Desde mi punto de vista, habría que diferencias dos situaciones claras, pues el hecho de si  "vapear" o los cigarros electrónicos son malos o buenos es algo relativo que no sólo depende del dispositivo en sí mismo y su composición, sino también de a quién va dirigido, del contexto individual del consumidor. No es lo mismo que vaya dirigido a reducir el consumo de tabaco en personas que no quieren o no pueden dejar de fumar (en el que el beneficio en comparación con seguir fumando tabaco parece evidente), a que se venda como artículo de consumo para toda la población, incluido adolescentes y personas no fumadoras sin dependencia a la nicotina:
  • Los cigarros electrónicos como producto de consumo para la población general, no fumadora y fumadores pasivos: Entre no fumar nada y fumar e-cig, fumar cigarrillos electrónicos resulta siempre perjudicial y son desaconsejables pues suponen un riesgo de adicción a la nicotina y una vía de entrada al consumo de tabaco normal. Ya existen estudios observacionales en otros países de como los adolescentes se inician al consumo de e-cigarros antes que en el tabaco, y cada año que pasa más (9), máxime cuando vienen con sabores agradables de vainilla, fresa... Aunque se vendan como vapor de agua con nicotina, hemos visto que llevan otras sustancias, algunas toxicas, que pueden tener efectos secundarios (aunque sean menores que los del tabaco) y de las que no disponemos de datos de seguridad a largo plazo. Ya hay descritos casos de sospecha de neumonía lipoidea por glicerina inhalada de cigarrillos electrónicos y fibrosis pulmonar (3)(4). Aunque la glicerina sea inocua tomada vía oral, no lo es por vía inhalada. Por tanto no deberían promocionarse como algo sano ni como vapor de agua y su uso debería estar prohibido en lugares cerrados. Las autoridades sanitarias deben regular su venta y publicidadprohibir la adicción de sabores agradables, su venta libre sin prescripción médica fuera de las farmacias y prohibir el uso en espacios cerrados. La Generalitat de Cataluña ha prohibido su uso en centros sanitarios desde el día 1 de enero de 2014. El congreso de los diputados, acaba de aprobar una ley que va a limitar su uso en edificios de administración  pública cerrados y centros sanitarios e infantiles. También establece una regulación descafeinada que limita su publicidad en general y la elimina del horario infantil.

  • Como método para dejar de fumar o como sustituto del tabaco para fumadores que no pueden o no quieren dejar de fumar: Actualmente sólo disponemos de estudios de baja calidad metodológica y con escaso numero de pacientes que evalúan su efectividad y seguridad. En los últimos meses empiezan a aparecer mejores estudios descriptivos y doble ciego frente a e-cigarro sin nicotina, parches y placebo. Las observaciones apuntan a que:
    • El cigarro electrónico podría ser tenido en cuenta como sustituto de nicotina en terapias de deshabituación del tabaco debido a su mayor aceptación por parte de los fumadores y puede significar una forma menos brusca en la transición hacia el cese definitivoSe necesitan más estudios que comparen con placebo y con las terapias ya existentes para valorar su efectividad y recomendar su uso.
    • Los estudios actuales muestran una efectividad baja pero mayor que el placebo17-11%, 13-9% a los 3 y 12 meses según dosis vs 4-4% cigarro placebo, aunque se han realizado con muestras pequeñas que impiden su validación definitiva y no exentos de conflictos de intereses (5) (uno de los investigadores declaro conflictos con Pfyzer, la farmacéutica que comercializa la Vareniciclina). En un estudio aparecido en Septiembre de 2013 en la revista The Lancet (6) en que se comparaban frente al parche o e-cigarro placebo y que ha sido muy mediático, la efectividad a los 6 meses era incluso menor, del 7% frente 5,4% del parche y el 4% de cigarro placebo, sin encontrarse diferencias estadísticamente significativas. Me llama la atención las cifras tan bajas de abstinencia del parche de este último estudio, cuando generalmente suelen ser de hasta el 20%, por lo que es posible que hayan concurrido varios sesgos. Los investigadores comentan que podrían ser tan efectivos como los parches pero se necesitan más estudios con mayor numero de participantes que confirmen esta hipótesis.
    • Los e-cigarros tienen el inconveniente de que mantienen la dependencia gestual al acto de fumar por lo que se piensa que dificultarían el cese definitivo de fumar y capear.
    • Los e-cigarros pacen mostrar una importante capacidad para reducir el consumo de tabaco a largo plazo o mantener la abstinencia al cigarro aunque manteniendo el consumo y la adicción a la nicotina, por lo tanto pueden ser una alternativa para reducir el daño del humo del cigarro en personas que no pueden o no quieren dejar de fumar. (Al estilo de la metadona para los adictos a la heroína) (5)
    • El contenido de tóxicos en el humo del tabaco es muy superior al de los e-cigarros (7) que sólo presentan 1-3 compuestos dependiendo de la marca analizada, frente a las más de 4000 encontradas en el tabaco, muchas de ellas cancerígenas. Como decía, pueden ser perjudiciales para los no fumadores, pero en comparación con el humo del tabaco, para los fumadores, podrían ser beneficiosos.

Controles de calidad

Otro inconveniente actual es la falta de regulación sobre su fabricación, de controles de calidad y de seguridad de los dispositivos, de la composición de los recambios (la cual con frecuencia varia de un cartucho a otro) de muchas de la marcas, lo que convierte al cigarrillo electrónico en un producto con serias deficiencias en materia de calidad y seguridad para el consumidor. La mayoría de estos productos provienen de China, donde las exigencias de calidad no son las mismas que en Europa, y se pueden comprar por internet al por mayor (yo mismo he recibido ofertas por mail en el blog sólo por haber escrito una entrada sobre ellos, que imagino nadie en China se ha dignado a leerla antes de enviarme la publicidad). Urge una normativa que regule los controles de calidad y seguridad que han de pasar estos dispositivos como cualquier otro prodcuto destinado al consumo humano.

Algunos países han prohibido y restringido su uso, como Australia, Canadá, Brasil o Francia y Estados Unidos que está en proceso de hacerlo, para evitar que niños y jóvenes y no fumadores se enganchen y que sea una puerta atractiva de entrada al tabaco, y por los posibles efectos tóxicos comentados, lo cual me parece lógico, pero, ¿y por qué siguen vendiendo tabaco con la cantidad de evidencias que hay sobre su perjuicio contra la salud? Obviamente por intereses económicos, recaudatorios y porque obligaría al cierre de estancos, tabacaleras y toda la industria de distribución montada actualmente y económicamente no interesa, aunque a nivel de salud pública sí.

Al tratarse de un dispositivo liberador de nicotina creo que debería limitarse su venta a las farmacias y ser dispensado con receta sólo a personas con adicción a la nicotina y bajo supervisión médica.  

Cigarrillos electrónicos, embarazo y lactancia

Respecto a la seguridad de los cigarrillos electrónicos durante el embarazo y la lactancia, la situación es la misma. A priori parece de sentido común pensar que los cigarrillos electrónicos perjudicarían menos al feto que el tabaco normal al contener una cantidad mucho menor de sustancias tóxicas. Pero al no disponer de datos sobre su seguridad durante el embarazo y lactancia, desde el punto de vista médico y de salud pública, todavía no podemos aconsejar su consumo en esta situación. En estas situaciones lo más adecuado es dejar de fumar tabaco o de vapear cigarrillos electrónicos, y si se necesitara algo para pasar el síndrome de abstinencia, los chicles o los comprimidos de nicotina son una alternativa segura, incluso los parches de nicotina (siempre bajo prescripción y control médico).

Conclusión

En el momento actual, como médicos de familia, no podemos recomendar los cigarrillos electrónicos para dejar de fumar, pues necesitamos más estudios que comparen la efectividad y seguridad de los cigarros electrónicos frente a placebo, parches de nicotina, bupropion y vareniciclina para saber el lugar que pueden ocupar en la deshabituación del tabaco. De momento es más lógico que se prueben en unidades de deshabituación especiales de forma experimental y en el contexto de ensayos clínicos.

Los e-cigarros deberían ser tratados como medicamentos y estar restringida su venta sólo con receta médica y en farmacias, y no en cualquier tipo de tienda, duty-free, vuelos low cost o internet (debe ser un negocio muy rentable en vista de como proliferan las webs y las tiendas para cigarrillos electrónicos en Barcelona).

Que el "humo de los cigarros electrónicos" sea mucho menos malo que el del tabaco no quiere decir que sean bueno, sano o inocuo, pero podría plantearse como una forma de reducir el daño ocasionado por el tabaco en personas que no pueden o no quieren dejar de fumar.


La glicerina y el propilenglicol inhalados no son inocuos y, aunque poco frecuente, puede tener efectos secundarios como la neumonía lipoidea o la fibrosis pulmonar (3)(4).

La seguridad del e-cigarro en el embarazo y la lactancia no se ha estudiado, por lo que de momento no se aconseja su uso en estas situaciones.

Todas estas recomendaciones tiene un carácter provisional y deberían de ser revisadas y actualizadas cuando surjan nuevas evidencias. Estaré pendiente.

Por cierto, hay una interesante revisión muy imparcial de las novedades sobre cigarrillos electrónicos podéis encontrarla en la revista AMF (3) y más información sobre cigarrillos electrónicos en el Canal Salut de la Generalitat de Cataluña Cast / Cat

Os dejo con el video ¿Y usted Doctora? de la Web de la Dra. Tamara Sancho y sus videos sobre salud muy divertido, y corto ;)

Podéis seguir consultando la entrada sobre "Aplicaciones móviles para dejar de fumar", mucho más baratas y beneficiosas que los cigarrillos electrónicos, y la "Página para dejar de fumar del Blog", ambas actualizadas con nueva información y advertencias.

Puedes seguirme en:
                  


Referencias:

  1. Posicionamiento de la OMS sobre cigarrillos electrónicos
  2. Posicionamiento de la CNPT sobre cigarrillos electrónicos
  3. Novedades en Cigarrillos electrónicos. AMF 2013;9(11):624-627 
  4. An unexpected consequence of electronic cigarette use. McCauley L, Markin C, Hosmer D. Chest. 2012;141(4):1110-3.:
  5. The efficacy and safety of an electronic cigarret (ECLAT) study: A prospective 12 month randomized control desing study. Pasquale CAPONNETTO,  Davide CAMPAGNA, Fabio CIBELLA, Jaymin B. MORJARIA, Cristina RUSSO, Riccardo POLOSA, Centro per la Prevenzione e Cura del Tabagismo  (CPCT), Università di Catania, Catania, Italy ,Institute of Internal Medicine, Università di Catania, Catania, Italy, Instituto di Biomedicina e Immunologia Molecolare del  Consiglio Nazionale delle Ricerche, Palermo, Italy. School of Medicine, University of Southampton,  Southampton General Hospital, UK (Poster SNRT Europe 2012)Disponible en http://www.srnteurope.org/assets/Abstract-Book-Final.pdf 
  6. Electronic cigarettes for smoking cessation: a randomised controlled trial. Bullen CHowe CLaugesen MMcRobbie HParag VWilliman JWalker N.Lancet. 2013 Sep 9. pii: S0140-6736(13)61842-5. doi: 10.1016/S0140-6736(13)61842-5. [Epub ahead of print] 
  7. Characterization of chemicals released to the environment by electronic cigarrets use (Clearstream-air project):Is passive vaping a reality? Giorgio ROMAGNA, Luigi ZABARINI, Lidia BARBIERO, Elena BOCCHIETO, Stefano TODESHI, Emanuele CARAVATI, Davide FOSTER,Konstantinos FARSALINOS, Abich biological and chemical toxicology research laboratory, Verbania, Italy Onassis Cardiac Surgery Center, Athens, Greece (Poster SNRT Europe 2012). Disponible en http://www.srnteurope.org/assets/Abstract-Book-Final.pdf
  8. Posicionamiento de la Agencia de Salud Pública de Barcelona sobre cigarrillos electronicos Octubre de 2013.
  9. J Psychiatr Res. 2014 Mar 18. pii: S0022-3956(14)00078-8. doi: 10.1016/j.jpsychires.2014.03.005. [Epub ahead of print] E-cigarette prevalence and correlates of use among adolescents versus adults: A review and comparison. Carroll Chapman SL1, Wu LT2.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...