miércoles, 28 de enero de 2015

Medicinas Tradicionales, Medicinas Complementarias o Alternativas y Terapias Naturales: Estrategia de la OMS hacia una medicina integrativa en los Servicios Nacionales de Salud

Medicines Tradicionals, Mecicines Complementàries o Alternatives y Teràpies Naturals: Estratègia de l'OMS cap a una medicina integrativa en els Serveis Nacionals de Salut

medias tradicionales complementarias alternativas plantas medicinales OMS
Las medicinas tradicionales han de integrarse en los sistemas nacionales de salud de sus países . Fuente

Medicinas tradicionales, medicinas alternativas, terapias naturales y terapias complementarias son términos que se usan con frecuencia indistintamente, aunque implican terapias y sistemas médicos muy diversos, tanto en origen, como en sus teorías sobre el concepto de salud y enfermedad, como en efectividad y tipología. Según la OMS, el 80% de la población que vive en países en vías de desarrollo se trata principalmente con medicinas tradicionales (1). A medida que un país se desarrolla va dando la espalda a sus prácticas médicas tradicionales atraídos por el espejismo de la medicina basada en fármacos, la tecnología y la cirugía occidental que aparentemente todo lo cura (pero no).

Curiosamente, sucede que cuando los países se desarrollan lo suficiente, nos damos cuenta que existen patologías a las que sólo podemos aspirar a cronificar mediante tratamientos continuados que no le curan su dolencia, pero le mantiene más o menos controlada a costa a veces de un alto precio para su bolsillo o el del contribuyente, y del riesgo de los efectos secundarios directamente proporcionales al número de medicamentos que tome para cada patología y la duración de las mismas. Este es uno de los motivos por los que cada año más personas en países desarrollados se acercan a las medicinas alternativas o complementarias con la intención de conseguir una tratamiento que elimine sus dolencias definitivamente o de una forma más inocua, a veces de forma ingenua y engañosa, pero otras con muy buenos resultados. Curioso circulo del desarrollo y las medicinas, ¿no?

Hoy vamos a ver qué nos dice la Organización Mundial de la Salud (OMS) a cerca de este tipo de terápias y como recomienda a los estados miembros que promuevan su uso e incorporación a los Sistemas Sanitarios Nacionales, así como la investigación sobre su efectividad y seguridad para construir una base de conocimiento entre todos, que vaya poniendo a cada terapia en su sitio, avanzando hacia una medicina integradora de terapias, que tenga una visión más holistica de la salud y la enfermedad, y aproveche los conocimientos ancestrales acumulados durante años, que son riqueza cultural. También veremos si existe una medicina tradicional de occidente o sólo es cosa de las culturas orientales.

Sanitarios alopáticos contra sanitarios alternativos: Creemos sinergias

Tratamiento de acupuntura en una clínica china. Fuente

Entre los años 2003-2006, realicé dos postgrados en terapias naturales y medicina tradicional china. Supuso abrirme a un campo casi inexplorado en las facultades de medicina de los años 90. Tuve contacto con múltiples teorías de la salud y la enfermedad, de terapias y de recomendaciones, que a veces resultaron ser efectivas y otras meras charlatanerías y aseveraciones infundadas. Escuché a personas afirmar recomendaciones y hablar de patologías sin fundamento científico ni pruebas empíricas como si estuvieran respaldadas por la ciencia (como la candidiasis crónica intestinal o las máquinas de bioresonancia), mientras que aprendí nuevas formas de ver la salud y la enfermedad absolutamente revolucionarias y que darán mucho que hablar en el futuro como la terapia neutral. Cuando uno entra en el mundo de las terapias complementarias ha de ir con la mente muy abierta pero sin perder el criterio científico y creérselo todo.

=>
Existe una tendencia a criticar a las medicinas tradicionales, complementarias o alternativas desde los profesionales que practican la medicina alopática establecida, y viceversa, acusaciones y críticas desde los profesionales alternativos y tradicionales hacia la prácticas de medicina convencional, lo cual lleva a un enfrentamiento y al descrédito mutuo que no beneficia a nadie. Mi experiencia me dice que cada terapia tiene su sitio (algunas no tienen ningún sitio y otras lo están buscando), que en diferentes momentos podemos necesitar diferentes tratamientos, y que ni la medicina convencional es tan mala, ni la alternativa tan inefectiva como se lanzan a menudo las acusaciones, muchas veces miedos y mentiras que no se corresponden con la realidad.

La OMS hace ya más de 10 años que promueve la recuperación de las medicinas tradicionales y la investigación en ellas y en medicinas complementarias precisamente para ofrecer una medicina más segura, efectiva y al alcance de todos.

medicina tradicional china ayurveda tratamiento fitoterapia
Medicinas tradicionales como la China o la Ayurveda están hoy en día
siendo sometidas a numerosos ensayos clínicos. Fuente

Estrategia sobre medicina tradicional de la OMS 2014-2023

La OMS renovó en el año 2014 su "Estrategia sobre medicina tradicional para los próximos 10 años 2014-2023" (1). Considera que
"Una medicina tradicional de calidad, seguridad y de eficacia comprobadas contribuye a asegurar el acceso de todas las personas a la atención de salud".  En la misma, incentiva a los estados miembros a "elaborar un enfoque coherente e integral de la atención de salud para que aprovechen la posible contribución de la medicina tradicional y complementaria a la salud, el bienestar y la atención de salud centrada en las personas, y promover el acceso y la utilización segura, eficaz, respetuosa y asequible de las mismas mediante la reglamentación de productos, prácticas y profesionales así como su formación".

La OMS plantea cuatro objetivos básicos a los estados miembros en materia de medicinas tradicionales:
  1. A nivel político: anima a integrar la medicina tradicional en los sistemas nacionales de salud mediante el desarrollo y la aplicación de políticas y programas nacionales sobre medicina tradicional;

  2. Seguridad, eficacia y calidad: promover la seguridad, eficacia y calidad de la medicina tradicional mediante la ampliación de la base de conocimientos y la prestación de asesoramiento sobre normas reglamentarias y de garantía de la calidad, incentivando y promoviendo la investigación en medicina tradicional y complementaria.

  3. Acceso: mejorar la disponibilidad y asequibilidad de la medicina tradicional, y especialmente el acceso de las personas pobres

  4. Uso racional: promover el uso terapéutico racional de la medicina tradicional entre los profesionales y los usuarios.

medicina ayurveda tratamiento enfermedades crónicas tradicional india
La medicina Ayurveda es la Medicina Tradicional de la India. Fuente

Definiciones medicinas tradicionales y complementarias (2)

Aunque solemos usar los términos medicina tradicional, complementaria o alternativa de forma indiferente, la OMS define los dos primeros términos de manera diferenciada, abarcando productos, prácticas y profesionales. El término "medicinas alternativas" debería de dejarse de usar.
Medicina tradicional La medicina tradicional es aquella que tiene una larga historia dentro de una determinada cultura, anterior a la era científica contemporánea. Es la suma total de los conocimientos, capacidades y prácticas basados en las teorías, creencias y experiencias propias de diferentes culturas, bien sean explicables o no, utilizadas para mantener la salud y prevenir, diagnosticar, mejorar o tratar enfermedades físicas y mentales. Incluyen la Medicina Tradicional China, la Medicina Ayurveda de la India, la Fitoterapia y Naturopatía Occidental, la Homeopatía tradicional (unicista), la Aromaterapia y otros tipos de medicinas indígenas (2), incluidas prácticas de chamanismo que utilizan plantas psicoactivas como la Ayuhuasca del Amazonas o el Peyote  en México como medios de curación. 
Medicina complementaria Los términos “medicina complementaria” o “medicina alternativa” hacen referencia a un amplio conjunto de prácticas de atención de salud que no forman parte de la tradición ni de la medicina convencional de un país dado ni están totalmente integradas en el sistema de salud predominante. En algunos países, esos términos se utilizan indistintamente para referirse a la medicina tradicional, pero no lo son. Incluyen prácticas como la la terapia neural,  técnicas manuales como la osteopatía y la quiropráxia (algunas de cuyas técnicas pueden considerarse también tradicionales y usadas por curanderos y hueseros), las homeopatías contemporáneas, el reiki...
La OMS estima que aquellas prácticas no tradicionales o variantes de las mismas, para ser consideradas medicinas o terapias complementarias han de demostrar su efectividad antes de ser adminitidas como tales (1).

Lo mismo ocurre con las decenas de nuevas terapias que aparecen cada cierto tiempo sin el aval de ningún estudio pero eso sí, con frecuencia rodeadas de mucha tecnología, que ayuda a que sean admitidas como científicas en la población general por el simple hecho de ser tecnológicas y decir que son efectivas por efectos cuánticos (la palabra de moda en el mundo alternativo tecnológico), como pueden ser los aparatos de bioresonancia, las cámaras Kirliam, la electroacupuntura de Voll, algunos tipos de láser de baja intensidad etc etc.. o bien por ir acompañadas de un halo espiritual que las hace atractivas a algunas personas por su componente "mágico".


Hipocrates Galeno Historia de la medicina occidente
Galeno e Hipócrates, los padres de la medicina occidental tradicional. Fuente

La Medicina Tradicional Occidental, ¿Existe?

No sólo existen medicinas tradicionales en los países orientales y poblaciones indígenas, en occidente también tuvimos (y tenemos) nuestra Medicina Tradicional Occidental. Era en origen la que practicaban los médicos Griegos como Hipócrates, que fue evolucionado a lo largo de la historia y las conquistas, a través de médicos del imperio Romano con Galeno, y con las aportaciones que los Árabes y Persas hicieron al conocimiento médico predominante de la época, por cortar alguna influencias. La diferencia con otras medicinas tradicionales, es que en occidente el desarrollo del método científico y la experimentación han llevado a cuestionar lo que existía y a grandes descubrimientos que iban descartando teorías. Y poco a poco fue olvidándose tanto lo que no servía como lo que era útil por el avance de la investigación científica, la posibilidad de aislar, sintetizar y modificar los principios activos de las plantas, la llegada de los fármacos, las vacunas, los antibióticos, los avances quirúrgicos,  y el establecimiento de la cada vez mas poderosa industria farmaceútica a partir del sigo XIX y sobre todo del XX. (Más Historia de la medicina).

La Naturopatía Tradicional Occidental es probablemente lo que queda de nuestra Medicina Tradicional Europea, que todavía conserva muchos axiomas hipocráticos sobre la salud y la enfermedad que además de vigentes, ofrecen muchas similitudes con pensamientos y visiones de otras medicinas tradicionales. Incluye desde tratamientos herbales, hidroterapia y balnearioterapia (incluidas saunas secas y saunas de vapor (hamanes), dietoterapia (incluidos los ayunos), la helioterapia y los masajes, con mayor tradición todavía en Europa central que en España.

Toda la revolución de la medicina contemporánea ha llevado a olvidar y marginar en parte, nuestra medicina tradicional que ha dejado de formar parte del conocimiento de médicos y enfermeras, y ha pasado a ser manejada con frecuencia por personas sin la suficiente formación para usarla de forma eficaz y segura.

avicena, medicina árabe persa historia de la medicina occidente
La medicina tradicional europea se nutre de las tradiciones de los pueblos autóctonos, los médicos Griegos y las influencias Persas y Árabes
Algunos de estas terapias, aunque en teoría siguen formando parte de nuestra medicina están absolutamente marginadas y agraviadas por nuestro gobierno. No existe la posibilidad de visitarse con médicos naturistas en el sistema de salud, hace ya años que no se financian los productos hechos de plantas, por lo que se condiciona a la población a consumir fármacos y a los profesionales a recomendar los medicamentos financiados, con frecuencia con más efectos secundarios, que resultan además más baratos que los naturales, entrando en un circulo vicioso de medicalizar para ahorrar (tanto de los ciudadanos como de los profesionales) que condena al olvido a nuestros tratamientos tradicionales. Por ejemplo:
  • Para la ansiedad o el insonio: una caja de orfidal vale 1 euro 50 días de tratamiento,  mientras que unas cápsulas que combine valeriana y pasiflora puede costar 6-12 euros por 20-30 días, y sin descuento con receta.
  • Para la tos, los catarros o bronquitis, un jarabe de farmacia de los que antes iban con receta puede costar entre 3-6 euros, mientras que uno a base de plantas entre 10-14 euros, siendo probablemente el segundo más beneficioso que el primero.

=>

Son sólo 2 ejemplos pero podría poner muchos más. Únicamente las mezclas de plantas compradas en herbolarios para infusiones son baratas en comparación con los productos preparados en comprimidos o jarabes, pero presentan el inconveniente de tener que prepararlas cada vez que se tienen que consumir.

Los gobiernos deberían dar la opción a los ciudadanos a recibir asistencia primaria en medicina naturista (y al menos también con acupuntura) con profesionales sanitarios cualificados y recuperar la financiación de algunos productos naturales con evidencia científica de efectividad (que hay muchos), estableciendo precios competitivos con los fármacos de referencia para favorecer una medicina menos agresiva.

acupuntura tratamiento dolor medicina tradicional china
La acupuntura es una de las terapias tradicionales con mayores evidencias y extensión en occidente. Fuente

Existen evidencia de efectividad de las terapias tradicionales y complementarias?

El principal problema que encuentran las evidencias en medicinas tradicionales y complementarias es la falta de evidencias. Hasta hace pocos años, la investigación en las mismas ha sido escasísima en relación a las de fármacos. Por ello se han rtachado muchas como inefectivas, cuando en realidad lo que no había eran estudios de efectividad, que es muy diferente. En los últimos años se han ido intensificando los estudios con fitoterapia (occidental, china o ayurveda), acupuntura, terapias manuales, terapia neural, homeopatía y suplementos nutricionales.

La OMS apoya el uso de las medicinas tradicionales y alternativas "cuando éstas han demostrado su utilidad para el paciente y representan un riesgo mínimo"(4). Pienso que también es lícito el uso si el riesgo es menor o igual al del tratamiento de referencia aunque no sea mínimo.

La OMS también afirma que "existen pruebas empíricas y científicas que avalan los beneficios de la acupuntura, las terapias manuales y diversas plantas medicinales en diversas afecciones crónicas o leves. La eficacia de la acupuntura para tratar muchos tipos de dolor ha sido demostrada tanto en numerosos ensayos clínicos como en experimentos de laboratorio, estando incluidas en la mayoría de los servicios de tratamiento del dolor del Reino Unido y de Alemania entre los tratamientos que dispensan. También algunas plantas medicinales han demostrado su eficacia contra afecciones potencialmente mortales, como la Artemisia contra la malaria" (4).

En próximas entradas analizaremos una a una diferentes terapias y sus evidencias e indicaciones recomendadas en la actualidad. No se trata de volver a recuperar las creencias antiguas que han quedado desfasadas (humores, espíritus y cosas así....), sino de recuperar las prácticas útiles y sin riesgos, y a actualizar los conocimientos, desechando aquellas que no sean efectivas o incluso peligrosas.

Algunas terapias complementarias pueden parecer eectivas simplemente por vehicular un efecto placebo, por lo que en ese caso, ni deberían de ser caras, ni deberían de considerarse medicinas, ni deberían estar financiadas, pero tampoco deberían de estar prohibidas si son inocuas Ya veremos como de potente puede llegar a ser el poder de la mente para favorecer la curación de una persona a través del placebo, y como el ser humano, ante la ausencia de certeza sobre la vida y la muerte y su imaginario inconsciente particular, precisa en ocasiones de la existencia de terapias "mágicas" para solucionar de forma simbólica los conflicto que le generan algunas de sus dolencias funcionales o psicosomáticas.



centros estética y medicinas tradicionales masajes acupuntura uñas
Cartel de centro de estética y terapias naturales. La falta de regulación permite los multiespacios de salud y estética

Consejos para pacientes y consumidores que acuden a terapias tradicionales y complementarias

Ante la ausencia de regulación que existe en España, donde cualquier persona puede prescribir homeopatía, hacer acupuntura, practicar masajes, realizar manipulaciones vertebrales o ponerse un chiringuito en el que tanto se hace la manicura como se ponen agujas de acupuntura, la ciudadanía está bastante expuesta a las malas praxis de personas no profesionales ni formadas adecuadamente que pueden hacer mas daño que beneficio, tanto por los tratamientos que aplican, como por los que dejan de aplicar, o por las informaciones erróneas que transmiten a los pacientes sobre sus dolencias, recomendaciones sobre dietas o toma y retirada de medicamentos que pueden aconsejar. Ante estos riesgos, es necesario que los pacientes se pregunten ante un terapeuta o terapia que vaya a solicitar las siguientes cuestiones (4):
  1. ¿Es adecuada la terapia para su enfermedad o afección? 
  2. ¿Tiene la terapia posibilidad de prevenir, aliviar y/o curar los síntomas o, de alguna otra manera, contribuir a mejorar la salud y el bienestar del consumidor? Para ello hay que preguntarse si 
  3. ¿Existen estudios que evalúen su efectividad, seguridad y los comparen frente a placebo y los tratamientos convencionales?
  4. ¿Proporciona la terapia o las medicinas herbarias un profesional calificado de la medicina tradicional, complementaria y alternativa o un profesional de la atención de salud con formación, capacidades y conocimientos adecuados, preferiblemente registrado y certificado? 
  5. ¿Tienen los productos o materiales medicinales herbarios garantía de calidad y cuáles son las contraindicaciones de esos productos o materiales y las precauciones que se deben tomar? 
  6. ¿Se ofrecen las terapias o los productos medicinales herbarios a precios competitivos?

Conclusiones

  • Las Medicinas Tradicionales y algunas Medicinas Complementarias pueden aportar beneficios para la salud de la población y los gobiernos deberían integrarlas dentro de los sistemas nacionales de salud, especialmente en el nivel de la atención primaria de salud, favoreciendo un modelo de atención sanitaria integrativo y con visión holistica de la salud y la enfermedad.
  • Los profesionales sanitarios deberíamos prestar más atención a las medicinas tradicionales y complementarias, recuperar la medicina tradicional occidental (naturopatía y fitoterapia) y promover la formación en terapias complementarias que hayan demostrado su efectividad.
  • Se debe promover desde los gobiernos la investigación en fitoterapia, terapia neutral, acupuntura, homeopatía, y terapias manuales, para financiar aquellas que demuestren ser seguras y efectivas, y desaconsejar aquellas que no lo sean y que supongan un engaño para el paciente y un gasto inútil para las arcas públicas y bolsillos privadas.
  • Los gobiernos deberían dar la opción a los ciudadanos a recibir asistencia primaria en medicina naturista con profesionales sanitarios cualificados y recuperar la financiación de algunos productos naturales con evidencia científica de efectividad (que hay muchos), estableciendo precios competitivos con los fármacos de referencia para favorecer una medicina menos agresiva.
  • No todo lo natural, tradicional o alternativo es mejor ni más seguro. Algunas plantas y terapias también tienen sus efectos secundarios y riesgos sobre todo si son recomendadas o aplicadas por personas sin formación ni experiencia.

Entradas relacionadas



Puedes seguirme en          

Referencias

2 comentarios:

  1. Muy interesante este aspecto de información relacionada con medicina integrativa, tomando en cuenta los diferentes enfoques para el manejo del paciente.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante este aspecto de información relacionada con medicina integrativa, tomando en cuenta los diferentes enfoques para el manejo del paciente.

    ResponderEliminar

ADVERTENCIA: No se publicaran comentarios irrespetuosos hacia el autor ni hacia el resto de participantes que hayan expresado sus opiniones. Por favor, participa de forma constructiva incluso si no estás de acuerdo con el contenido de la entrada. Tus aportaciones pueden ser muy valiosas y hacernos ver las cosas desde otro punto de vista.

Por cuestiones de tiempo y por la dificultad clínica de aconsejar sobre problemas personales desde internet sin conocer bien la historia completa de cada persona, los comentarios sobre problemas personales pueden no ser contestados. Son preferibles las consultas sobre dudas respecto al contenido de la entrada.